Por Teresa Donoso
15 enero, 2016

Secarlo con secador todos los días.

Todas queremos tener un pelo saludable, hermoso y brillante. Sea que lo quieras tener muy largo, que un largo medio te acomode o que lo tengas más bien corto, nadie quiere tener un cabello opaco o sin vida. Si bien es importante ir al salón cada ciertos meses a recortar las puntas partidas o a hacerte un masaje capilar, hay muchas cosas que haces en tu día a día que pueden mejorar la calidad y estado de tu cabello.

1. Peinarlo demasiado o con mucha fuerza

I've had happier hair stylists #glum #hairbrushing

A photo posted by Sophie (@lilybelleisla18) on

Sí, es posible peinar tu cabello demasiado o con demasiada fuerza. Si comienzas a notar que cada vez que lo haces se te cae mucho cabello, entonces lo más probable es que sea hora de comenzar a hacerlo lo más suavemente posible.


2. Secarlo con secador todos los días


El calor afecta de forma negativa a tu cabello. Si necesitas usar secador todos los días intenta hacerlo con la temperatura más baja posible (o incluso opta por usar aire frío). Si no es necesario, intenta no siempre usarlo y dejar que tu cabello se seque de forma natural.


3. Siempre tenerlo atado


Cuando mantienes tu cabello atado por largos períodos de tiempo, lo único que haces es dañarlo y evitar que pueda crecer de forma saludable. 


4. Secar tu cabello con una toalla


Muchas veces las toallas son demasiado duras con nuestro cabello, por lo que si vas a secar tu cabello con una tela, opta por una camiseta de algodón. Será mucho más suave y evitará que dañes tu cabello.


5. Lavarlo demasiado


Lavarlo demasiado puede hacer que tu cabello pierda su grasa natural, algo que lo dejaría desprotegido y más propenso a quebrarse o caerse.


6. Olvidarte de nutrirlo y humectarlo


Y si igual vas a lavarlo demasiado, es buena idea nutrirlo con máscaras naturales de miel, aguacate o aceite de oliva.


7. Decolorarlo


Decolorarlo es probablemente lo peor que le puedes hacer a tu cabello. Lo que haces es hacerlo pasar por un proceso químico extremo donde le quitas su color, vitalidad y fuerza. Evítalo a toda costa.


8. Atar tu cabello mientras aún está mojado


Esto es algo que simplemente nunca debes hacer. Atar tu cabello es malo, pero hacerlo mientras está mojado es aún más invasivo.


9. Usar la alisadora cuando aún tienes el cabello mojado


Todo el mundo sabe que sólo debes alisar cabello seco y nunca mojado. Hacerlo sobre cabello mojado quema tu pelo y lo vuelve quebradizo. Así que deja de tentarte, si necesitas alisarte el cabello, lleva tu alisadora contigo y hazlo una vez que ya se haya secado completamente.


10. Usar demasiado productos químicos y con mucha frecuencia


De vez en cuando necesitaremos usar productos químicos, especialmente si tenemos un evento, un matrimonio o una fiesta importante. Sin embargo, usarlo todos los días no es una buena idea, porque daña tu cabello profundamente. Prefiere un estilo natural y fresco, tu cabello lo agradecerá.

Puede interesarte