Por Andrea Araya Moya
16 febrero, 2016

Si tienes intolerancia al gluten es probable que tengas más tendencia a tener papada.

¿Conoces la papada? Esa molesta hinchazón que tienes entre tu cuello y mentón y que te hace lucir unos kilos de más. Sí, probablemente sea muy difícil erradicarla, pero créeme que no. Hay ciertos trucos relacionados a alimentación, ejercicio e hidratación que te ayudarán a deshacerte de esa papada que tanto odiamos. Pon atención y comienza desde ya a erradicarla.

1. No te olvides de hidratar

La hidratación del cuerpo no sólo va de la mano con beber agua constantemente, sino, además, de usar cremas faciales hidratantes que permitan mantener la elasticidad de la piel, en especial la del cuello. Aplica un poco de crema hidratante y masajea siempre de manera ascendente: desde el cuello hacia arriba.


2. Evita alimentos que retengan líquidos en tu rostro

Para evitar la hinchazón de la cara es necesario que dejes de consumir alimentos que propicien la retención de líquidos, como el alcohol, el azúcar o la sal. Aumenta, en su lugar, el consumo de agua y fruta, para que así puedas hidratar tu cuerpo y tu organismo no tenga que retener líquido para hidratarse.


3. Mantén estable tu peso

Si no quieres tener una papada pronunciada es importante que mantengas un peso saludable y estable, y evites el aumento y pérdida constante de peso, pues es lo que altera la elasticidad de la piel y provoca que tu cuello cree la papada.


4. Ejercita los músculos de tu cara

Claramente, para deshacerte de la papada también necesitas ejercitar tu rostro y sus músculos. Hay muchas maneras de hacerlo. Sin embargo, hay algunas más eficaces que las otras. Por ejemplo, si pronuncias exageradamente las vocales, abriendo lo que más puedas la boca, puedes ayudar a reafirmar la piel de tu rostro y endurecer la zona de la papada.

Por otro lado, también puedes ejercitar tu cuello de la siguiente manera: Estira el cuello hacia atrás, de modo que tus ojos miren el techo. Notarás cómo se estira tu cuello. Hazlo con cuidado, estira el cuello hacia atrás y lentamente vuelve a tu posición original.


5. Cuidado si tienes colon irritable o intolerancia al gluten

Las personas que padecen intolerancias alimentarias o alergias, o colon irritable, tienen mayor tendencia a tener la cara más hinchada, según especifica la doctora Sue Decottis. La hinchazón se debe básicamente a que algo anda mal en el sistema digestivo, es por eso que debes acudir a tu médico y encontrar el mejor tratamiento para evitar la hinchazón.

Puede interesarte