Por Andrés Cortés
1 marzo, 2018

Eso que ves en la foto, es sólo el comienzo del desastre.

A día de hoy las compras por internet son pan de cada día, pues la facilidad de estas nos han seducidos a que clickeamos cualquier producto que robe nuestra atención por más de 5 segundos.  Pero lo que olvidamos en nuestras ansias consumistas es que muchos de estos productos provienen de China. Y sus instrucciones de uso son inentendibles.

Así le ocurrió a la británica Poppy Gasson, quien se encontraba probando un «tinte líquido para tatuaje de cejas» el cual provenía de China y claramente no se esforzó por comprender las instrucciones y advertencias.

HotSpot Media

La joven estaba realizando una especie de «review» del producto, por lo que ahora se encontraba en el paso en donde retiraba el «tatuaje» en la ceja.

Pero luego de unos segundos notó que no solo se quitó el producto chino, sino también su propia ceja. Su cara lo dice todo.

HotSpot Media

¿Dónde está mi ceja?

La joven luego explicó qué fue lo que ocurrió para que terminara perdieron de esta forma su ceja. De acuerdo al medio británico Daily Mail, estas fueron sus palabras:

«La caja estaba en chino y no pude leerla, así que pensé en dejar el producto puesto durante 30 minutos.

Estaba tan equivocada. Ahora solo estoy pagando el precio por ello«.

-Poppy Gasson

Pero la joven no se quedó tranquila y comenzó a investigar. Fue entonces, leyendo los comentarios de otros clientes que habían adquirido el producto, que solo debía dejarlo 5 minutos en su rostro. «Ojalá lo hubiera leído antes«, señaló.

HotSpot Media

Aquí puedes ver el hilarante video.

Puede interesarte