Por Andrea Araya Moya
12 abril, 2016

¿Te atreverías a probarla?

De seguro has intentado innumerables métodos para poder obtener ese cabello brillante y sedoso que tanto deseas. A diario lavas tu cabello con champú y le añades acondicionador para poder darle brillo y evitar que este se enrede una vez seco. A simple vista y, como de costumbre, tu cabello logra los resultados, aunque por poco tiempo, pues vuelve a perder brillo y tener el aspecto de un pelo sin vida. Sin embargo, una nueva tendencia está llamando poderosamente la atención de muchos: el co washing.

El co washing consiste simplemente en no usar champú y reemplazarlo por un lavado general con agua y acondicionador, lo cual otorga resultados increíbles al cabello, dejándolo más sedoso y más manejable, especialmente para aquellos cabellos con rizos. Muchas mujeres lo han probado y comentan que en realidad funciona y mejora la vida del cabello.

Una de las más fervientes defensoras de este procedimiento es la escritora de Cosmopolitan y Seventeen, Andrea Arterbery, quien comentó su experiencia y afirmó que esta tendencia le había devuelto la vitalidad y juventud a su cabello, gracias a que dejó de lado el champú y todo el sodio y sulfatos que este contiene.

«Desde que empecé con el co washing he notado que mis rulos tienen más definición que nunca. Sé que la mayoría de todas esas bondades son debido a toda la humectación que mi pelo puede retener desde que dejé de usar champú»

-Andrea Artbery a  Seventeen

Aunque, tal como hay quienes defienden el procedimiento, también hay quienes aseguran que no es una técnica cien por ciento confiable, pues podría debilitar progresivamente el cabello, al no tener el agente de limpieza al lavarlo. De hecho, se recomienda usar champús sin sulfato ni sodio, que pueden ser menos invasivos que los champú normales y que pueden lograr mejores resultados que el co washing.

Además, también es necesario recordar que los expertos recomiendan no lavar el cabello tan seguido, pues tiende a secarse y volverse opaco. Lo ideal es lavarlo cada un día, para que así no pierda la grasa natural y el brillo.

Y tú, ¿te atreverías a usar esta técnica?¿la has usado alguna vez?

Puede interesarte