Por Josefina Bonnefont
31 agosto, 2017

Y no es necesario hacer ejercicio.

La grasa abdominal, o lo que comúnmente se conoce como «rollito o gordito» es una molestia para cualquier persona. Sí, no sólo las mujeres estamos preocupadas de tener un vientre plano, este también es un tema importante para los machos, ya que al subir las temperaturas y acercarse el verano, no hay quien aguante con camiseta en la playa. La grasa acumulada está condicionada tanto por los alimentos y la falta de ejercicio, pero también por factores hormonales y genéticos, pero lo bueno es que tiene solución.

Pexels

Es normal que, durante los meses más fríos del año, el cuerpo necesite más calorías para elevar la temperatura corporal, por lo que el exceso de azúcares y carbohidratos, sumado a la falta de deporte causen estragos en el organismo. Es decir, haciendo que se acumule grasa en el abdomen.

Con la llegada de la primavera llegan las dietas de urgencia y el ejercicio extremo, pero también existen otro métodos para eliminar el exceso de grasa, los cuales pueden ser buenos puntos de partida con el objetivo de disminuir la grasa corporal total y aumentar la masa muscular.

Pexels

Es recomendable cambiar los carbohidratos y azúcares en la dieta por proteínas, mientras que se somete al cuerpo a tratamientos de lipólisis (eliminación de grasas). Dos de las técnicas más populares son las «Criolipólisis» y «Bodyter Premium».

Criolipólisis

Es la aplicación de frío local a través de tecnología de placas y succión que matan adipocitos (grasa). El resultado es notorio a los dos meses de someterse al tratamiento, junto a mejoras progresivas si se siguen las recomendaciones.

Pexels

Bodyter Premium

Al revés de la técnica anterior, con el bodyter se privilegia el calor, mediante la electroestimulación y electroporación, para moldear las zonas grasosas del cuerpo. Sobre todo, se pueden reducir centímetros de cintura y tonificar esa zona. Junto a unos hábitos saludables, este procedimiento es una buena alternativa para deshacerse de la grasa.

Y es que no es sólo cuestión de estética, también de salud.

Puede interesarte