Por Hisashi Tanida
9 Agosto, 2017

Los principales platos de su dieta eran el tocino y el queso frito 🍴💖

Alexa Fears vive en Northampton, Inglaterra y tiene de 34 años. Hasta hace un año era obesa mórbida y adicta a la comida, sin embargo, el método de la dieta cetogénica le ayudó a perder más de 60 kilos en un cambio que mejoró su vida de manera sustancial. La dieta se caracteriza por bajar el volumen de los carbohidratos y mantener los alimentos con altos niveles de grasa.

Alexa no recuerda haberse sentido segura con su cuerpo y recuerda tener problemas con la comida desde que tenía siete años. En el colegio sufrió por el bullying que le hacían sus compañeros por su peso, y cuando comenzó a trabajar entrando a los 20 años, declara que se volvió adicta a la comida, declaró a PA en un reportaje de The Mirror.

Alexa, a quien no le gusta comer menos, decidió que esta dieta le permitía comer como a ella le gusta y le dio resultados. Además de su cambio alimenticio, comenzó a entrenar 2 veces por semana y a correr 2,5 km una vez a la semana para complementar su cambio.

Actualmente, el mayor problema de Alexa tiene que ver con la ropa, ya que todas las semanas sigue cambiando de talla. Sin embargo, todavía guarda uno de sus vestidos de cuando era obesa mórbida, para recordar como era en su época menos sana.

Te puede interesar