Por Teresa Donoso
14 agosto, 2015

Y aunque parezca obvio, quizás no lo habíamos pensado.

Puede que ya hayas pasado de la adolescencia o que incluso hayas entrado a la adultez y sigas viendo las marcas del acné en tu rostro. Si bien muchas veces asociamos este problema con cierta edad, la verdad es que puede seguir persiguiéndote por bastantes años más de los pensados. Por un lado es más que evidente que cada problema de acné es específico a la persona y a su tipo de piel, pero estas ideas podrían ayudarte a descubrir el culpable de esos molestos granos y marcas que siguen apareciendo una y otra vez.

Las hormonas no sólo nos atacan durante la pubertad

3163

 

@bellaklagana

 

Usualmente sufrimos de acné durante la adolescencia o cuando llega a su fin y esto tiene una explicación bastante simple para la Academia Estadounidense de Dermatología: usualmente esto se debe a los cambios hormonales que se dan dentro del cuerpo de las mujeres, que si bien aparecen en la pubertad, también pueden volver a hacerse presentes durante la menopausia e incluso cuando cambias tus métodos anticonceptivos hormonales.


Las cremas y productos que usamos no son universales y no son para todo tipo de piel

3166

@emilyloulablog

Hay cientos de productos que utilizamos para prevenir la aparición de granos o para las posibles arrugas, sin embargo si esta crema no te la recomendó tu dermatólogo y simplemente la compraste porque todos la estaban usando, te tengo malas noticias: puede que esta sea la razón por la cual sigues teniendo problemas con tu rostro. Las cremas para el acné son muy específicas por lo que nunca pongas en tu rostro algo sin antes consultarlo con tu doctor.


Estás demasiado estresada

3165

Gloria Llauca

Cuando te sientes exhausta, estresada y cansada los niveles de cortisol, la hormona del estrés, aumentan inmediatamente en el cuerpo lo que puede generar que nuestra piel empeore su condición, todo esto según la experta Jennifer Chwalek. Además, ella misma indica que las comidas altas en azúcar como las gaseosas o las golosinas que tendemos a consumir cuando estamos estresadas tampoco ayudan con el acné.

Estas son sólo algunas recomendaciones para que tengas en mente, pero recuerda, el mejor consejo siempre te lo podrá dar tu doctor o doctora, no sólo porque puede verte en persona, sino porque conoce tu caso y los detalles de él con mucha profundidad. Por lo demás, creemos que beber mucha agua, dormir las horas necesarias y comer saludable siempre serán de gran ayuda para cualquier problema de salud con el que estés lidiando.

Puede interesarte