Definitivamente tiene razón.

Una mujer embarazada debe controlar su peso muy seguido, pues es una forma de obtener algo de información adicional sobre cómo está creciendo el bebé. Así que subirse a una pesa se convierte en parte de la rutina para todas. O casi todas, porque a Khlóe Kardashian no le gusta y evita hacerlo.

The many moods of KoKo! Today I'm all about the smiles! It is Friday after all

A post shared by Khloé (@khloekardashian) on

Según explicó la celebridad en un blog, lo hace por razones bastante simples y lógicas.

¡El músculo pesa más que la grasa! Pero nuestro cerebro no lo tomará en cuenta. Seremos muy duros con nosotras mismas y no tomaremos en cuenta que en realidad son números saludables“, escribió.

Para alguien muy preocupado de su físico estos controles de peso podrían convertirse en una obsesión, y no es para nada bueno.

Es cierto que solemos compararnos por cuánto pesamos y no tomamos en cuenta que somos personas distintas, con cuerpos distintos.

Por eso, Khloé prefiere medir el progreso de su embarazo por cómo se siente.

❥ Officially 6 months ❥

A post shared by Khloé (@khloekardashian) on

¡Y se ve radiante!

Es que la empresaria tiene clara su opinión sobre este tema desde hace tiempo. “No creo que el peso te defina” mencionó a Entertainment Tonight el año pasado. Y además explicó que para ser feliz, debe ser desde el interior.

Sin duda que Khloé Kardashian se preocupa por su salud ante todo. Sentirse bien y tener confianza en uno mismo es mucho más importante que un número.

¡Gracias por recordárnoslo!

Puede interesarte