Por Francisca García
9 agosto, 2017

Tan glamorosa como la rubia más conocida de Hollywood.

Ashley Graham debe ser la modelo de talla grande mejor conocida en todo el mundo. Hace años que entró al mundo del modelaje, y no siempre fue fácil: su peso fue por mucho tiempo visto como un gran defecto. Pero hoy en día, Ashley ha logrado superar esa barrera y se ha convertido en una de las modelos más cotizadas de los últimos tiempos.

¿Les sorprende? ¡Es preciosa!

Watch @latenightseth tonight!!!!

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) on

En su última sesión de fotos, Ashley adoptó la figura icónica de la inigualable Marilyn Monroe, demostrando que el estilo y la elegancia no se marcan con una talla.

Las fotografías no son copias de las originales; más bien, son una interpretación propia que captura la esencia de Monroe.

Douglas Kirkland

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) on

Con colores más fuertes y detalles coquetos, Graham representa a la actriz sin tapujos.

La elegancia de Marilyn se mezcla con el alma entretenida de Ashley, y el resultado es realmente genial.

Such a fun shoot with #maurizocattelan & #pierpaoloferrari

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) on

AP

Y en realidad, la diferencia entre tallas es absolutamente invisible.

Claramente, entre el maquillaje y el pelo rubio, es fácil reconocer a quién está buscando imitar. Sin embargo, es la brillante actitud de Graham que refleja de verdad la personalidad de la actriz.

Te puede interesar