Por Javiera Irarrázaval
5 octubre, 2017

Sí, estos afectan la seguridad y autoestima del género femenino. Basta de prejuicios.

Dime si te acuerdas, la última vez que te miraste al espejo, sin mirar ninguna imperfección. La última vez que, sin vergüenza te acercaste a la orilla de la piscina o la playa, sin sentir la presión de que alguien se está fijando en la celulitis, estrías o “rollitos” demás que salen de tu bikini. La sociedad tiene que cambiar, los cuerpos perfectos no existen; un movimiento chileno, busca derribar prejuicios, estereotipos sobre problemáticas relacionadas al cuerpo femenino.

“Mina”, “Femenina”, “Recatada”, “Sexy”, “Bonita”, “Exitosa”, “Casada”, “sumisa”: esos son algunos de los calificativos que muchas mujeres han tenido que escuchar a lo largo de su vida y . Nerea de Ugarte, psicóloga que lleva trabajando 10 años con mujeres, fundó la organización “La rebelión del cuerpo”, que busca romper los estereotipos y problemáticas.

Si hablamos de cifras, una encuesta sobre autoestima, en donde la psicóloga participó como asesora del programa para la autoestima Dove ONU Mujeres, afirma que 1 de cada 2 niñas entre 10 y 17 años, siente presión por su imagen física, en una etapa donde las adolescentes están en una etapa de búsqueda de identidad, donde los modelos impuestos por medios son más relevantes que nunca.

Frente a esto, la organización plantea distintas líneas de acción, que van desde denunciar a través de redes sociales campañas que recalquen los estereotipos, comunicar información relevante a través de las mismas redes o charlas, hacer investigaciones académicas sobre la temática, y educar a través de una metodología aplicable en colegios a niñas de 13 y 18 años. 

Desde su lanzamiento hace 2 meses, hay más de 300 voluntarias inscritas en el movimiento, que trabajan en este movimiento social.

Conversamos con Nerea de Ugarte, la fundadora de la organización, para que nos contara qué la motivó a formar este movimiento, en dónde el video promocional de la campaña, ha sido compartida más de 1 millón de veces en Facebook.

– Trabajabas como terapeuta sexual y pasaste a trabajar en la  autoestima de las mujeres. ¿por qué decidiste hacer este giro?

– Hace 1 año y medio le pedí a mis pacientes que definieran 10 factores que ellas atribuían a su falta de deseo sexual; debían ordenarlo de mayor a menor importancia: La idea era para organizar y priorizar las temáticas para tratarlas, ahí me di cuenta que todas nombraron la falta de autoestima  como causa principal: si ahora esto deriva de una difusión sexual, esto viene desde mucho antes.

Por eso comencé a estudiarlo. Llegué a la conclusión de que la clave era empoderar a las mujeres desde que son niñas, luchando contra la violencia simbólica.

– ¿Y qué es la violencia simbólica?

Es un término acuñado por el sociólogo francés Pierre Bourdieu en la década de los 70′, plantea que las personas que son dominadas, al no ser violentadas directamente, corren el riesgo de no evidenciar el abuso.

Preparándonos para el Primer Encuentro de la Rebelión del Cuerpo ✌️ #AMejorarelMundoJuntas

A post shared by La Rebelión del Cuerpo (@larebeliondelcuerpo) on

– ¿ Cómo podemos ver este tipo de violencia?

– Básicamente en los medios de comunicación, en las portadas de las revistas, en las gráficas con modelos retocadas y falsamente perfectas; que poco tienen que ver con las mujeres que ven esos anuncios. En la publicidad sexista, que pone a la mujer como objeto, en la industria de belleza, en la moda, de las dietas que en su campañas, prometen “arreglar” los supuestos defectos de nuestros cuerpos, en vez de promover la aceptación de la diversidad, y el paso del tiempo como algo natural.

Pero eso está cambiando. Varios medios de comunicación y campañas publicitarias, están trabajando con modelos de distintas tallas y razas y las celebridades han sacado la voz, cuando retocan mucho sus fotografías, para no enviar el mensaje que sus cuerpos no son suficientes. Y todas y todos debemos hacer un cambio en la consciencia sobre esto.

Si crees que esto y quieres luchar para que esta temática mundial cambie, puedes entrar a la página oficial del movimiento, o seguirlos en Facebook e Instagram.

Porque yo no quiero que, si algún día tengo hijas o sobrinas, se sientan inseguras por cómo se ven. Que no se sientan “menos” mujer por no tener un cuerpo “perfecto”, quiero que sean hermosas por lo que son, por su esencia.

Las quiero libres por lo que son, no por su apariencia. Movámonos por este cambio social. 

#LaRebelióndelCuerpo

¿Qué piensas sobre esto?

Te puede interesar