Por Andrés Cortés
14 noviembre, 2017

Mírate en el espejo y verás la diferencia.

El cuidado de la piel es un tema que le preocupa a la gran mayoría de las mujeres y muchas hacen cosas impensados para mantener un rostro fresco y limpio, pasando por cirugías hasta cosméticos con precios muy elevados. No obstante, pocas chicas conocen los beneficios que tiene aplicar cubos de hielo sobre la piel.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

La terapia facial con hielo proviene del lejano oriente, quienes saben bastante sobre el cuidado de la piel. Los beneficios de aplicar hielo en el rostro sirven para mantenerla joven y libre de imperfecciones.

Aquí te dejamos 5 consejos para mantener la piel de tu rostro fresca y reluciente.

1. Rejuvenece

Frota hielo sobre las líneas del rostro tanto en la mañana como por la noche. Esto servirá para hidratar, tonificar  y evitar la aparición de líneas de expresión.


2. Estimula la circulación sanguínea

Si bien existen productos que prometen resolver este mismo problema y en cierta medida lo cumplen, los cubos de hielos continúan siendo una mejor opción.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

3. Previene el acné

Todos hemos vivido el acné y para muchas es un problema que no se quedó en el periodo de la adolescencia. La exposición al sol y cambios hormonales provocan la aparición de aquellas odiadas espinillas, puntos negros y manchas. Para nuestra fortuna, un poco de hielo puede evitarlos.


4. Cierra los poros abiertos.

Quizá este es el consejo más conocido de todos, pues el frío del cubo es capaz de cerrar los poros abiertos, lo que lo hace perfecto para utilizar antes de aplicar maquillaje y para evitar y prevenir puntos negros.

StockSnap

5. Desinflama los ojos hinchados y combate las ojeras.

Este es por lejos uno de los usos más útiles que les puedes dar. Pasar una mala noche y despertar con los ojos hinchados o con ojeras puede ser lo peor que nos puede ocurrir, pero un poco de hielo puede ayudarnos con ello.

Para lograrlo, tienes que envolver cubos de hielo en un paño y dejarlo sobre los ojos durante 15 minutos. Al retirarlos y mirarte al espejo, notarás la diferencia.


6. Gana suavidad

Como mencionábamos anteriormente, el hielo tensa la piel y ayuda a reducir los poros dilatados. Si eres constante aplicando durante algunos meses con esta terapia de hielo, notarás que tu piel comienza a volverse más firme.

Esta es la manera adecuada de cómo debes aplicarlo.

  1. Limpia la zona donde aplicarás hielo. Asegúrate de que estés libre de maquillaje.
  2. Envuelve los cubos de hielo en un paño.
  3. Frótalos por diferentes áreas del rostro por 2 minutos cada vez.
  4. Realiza movimientos circulares en la mandíbula, barbilla, frente, mejillas y en la nariz.

Si repites este proceso de manera continua, en un par de meses tendrás excelentes resultados.

¡Quién imaginaría que con algo tan fácil se podría conseguir tanto!

Puede interesarte