Por Ronit Rosenberg
9 abril, 2018

Por primera vez, se atrevió a destaparse.

Las redes sociales muestran un mundo perfecto. Sobre todos las bloggers, quienes viven de sus publicaciones impecables y armoniosas en Youtube e Instagram. Pero lo cierto es que la vida no es así para nadie, ni siquiera para ellas. Crean una realidad de fantasía para entretener a otros con su contenido y aunque sí logran ese objetivo, también, desafortunadamente, generan ansiedad y frustración.

Jamás se ven tristes, enojadas o ansiosas. Siempre lucen maquillaje y peinado a la perfección. Pero, la verdad, es que aunque es su trabajo inspirar a través de cosas lindas y promocionar productos para las marcas, su vida no es así. Sí tienen malos días, sí hay veces que solo quieren usar un pijama gigante y comer chocolate sin que nadie les hable. Sufren, lloran, ríen y pasan por altibajos, como todos los mortales. Solo que ni tu ni yo lo vemos. 

Instagram alexandrapotora

La gurú del maquillaje Alexandra Potora, se cansó de mostrar siempre una cara falsa en redes sociales. Quiso mostrarse tal y como es, su rostro lavado y su corazón sin cosméticos. Se atrevió a romper el tabú de lo perfecto. Se atrevió a ser persona frente a los ojos de sus seguidores.

Potora es una blogger de belleza mitad rumana y mitad estadounidense que tiene un canal en Youtube. Tiene cerca de 30 mil seguidores los que la siguen para ver sus tutoriales de maquillaje. La mayoría tratan de rutinas de belleza para la noche, maquillajes para el día y comentarios de productos. Pero un día decidió grabar algo diferente. Llevaba 70 horas trabajando de corrido sin descanso, durmiendo muy poco, irritable, frustrada y angustiada. En vez de hacer lo que muchas otras bloggers harían; disimular o apagar la cámara, Alexandra decidió grabarse en el estado que estaba.

https://www.instagram.com/p/BgbsDC6gF9F/

El video, que publicó en su cuenta de Instagram, comienza con su rostro lavado y llorando. Se le ve muy angustiada y triste, pero comienza a maquillarse. En la descripción explicó lo que le ocurría:

“Tuve un colapso de monstruo ayer. Decidí trabajar duro para mi marido y mi futuro, pero no siempre es fácil. Dicen que si “haces lo que amas, no trabajarás ningún día de tu vida”. Pero…hago lo que amo y aún así trabajo como perro. La escasez de sueño, el estrés, la ansiedad, 70 horas de trabajo a la semana sin descanso, me han impactado y ayer colpasé. Sabía que debía filmar un video así que me contuve pero enseguida el minuto que prendí la cámara, lágrimas comenzaron a salir de mi rostro. Sentí que era una señal y no quise editarlo. Tal vez pueda ayudar a alguien allí fuera que se sienta solo de la misma forma“, escribió.

Instagram alexandrapotora

Llevaba varios días sintiéndose así, y bajo las capas de maquillaje ocultaba sus verdaderos sentimientos. Seguramente no es la única blogger que se ha sentido así y ojalá esto marque un precedente para que otras se atrevan a alzar la voz de que la vida no es perfecta como lo muestran en sus pantallas de Youtube.

Como referentes, es importante que digan que está bien sentirse de vez en cuando decaído, frustrado, con estrés y triste. De esa forma, pueden ayudar a combatir las silenciosas y abrumadoras enfermedades mentales que cada vez aquejan más a la sociedad. Está bien sentirse mal y es muy válido optar por ayuda.

Puede interesarte