Por Andrea Araya Moya
6 agosto, 2019

“No sabía si reír o llorar. Todos mis amigos y familiares cercanos decían que parezco algo fuera del juego de Angry Birds», dijo la mujer.

Tener las cejas perfectas es algo que hoy en día muchas mujeres buscan. Ya sean gruesas o delgadas, la idea es que estén bien perfiladas y marcadas para provocar una mirada de impacto. Muchas lo hacen por sí mismas, y otras van a centros de belleza para lograr este anhelado cambio. Sin embargo, no siempre sale bien y el resultado puede dejarte al borde de las lágrimas.

Triangle News

Así le ocurrió a Colline Rees, una mujer que soñaba con tener las cejas perfectas y confió en las manos de una esteticista para lograrlo. Pero terminó con las cejas realmente arruinadas y ella muy triste y enojada. Ella siempre había sufrido por sus cejas despobladas producto de la alopecia, y tenía que tinturarlas siempre.

La mujer, de 37 años, fue al centro de belleza antes de realizar su viaje a Tenerife junto a su familia y así poder estar perfecta para las fotos. Pero la persona que siempre la atendía en el lugar no estaba, así que otra chica decidió cumplir con su requerimiento.

Triangle News

Lo peor vino cuando Colline se miró al espejo y vio cómo quedaron sus nuevas cejas. No supo qué decir, estaba realmente enojada.

«No sabía si reír o llorar. Todos mis amigos y familiares cercanos decían que parezco algo del juego de Angry Birds. Le dije a la chica ‘¿Me estás tomando el pelo, es una broma

-Colline Rees a The Sun

Triangle News
Triangle News

La chica que la había atendido se puso a llorar al ver el error y se desbordó en disculpas. Incluso le pidió ayuda a otra especialista para que arreglara las cejas de Colline, pero ya no se podía hacer nada.

Colline estalló en llanto y salió rápidamente del lugar. Cuando llegó a su auto trató de quitarse las cejas con paños húmedos, pero era imposible. De hecho aseguró que su piel se irritó por una reacción alérgica.

Estaba tan desesperada que publicó un mensaje en Facebook pidiendo ayuda con sus cejas arruinadas. Afortunadamente alguien llegó para salvarla. 

Un amigo de Colline llegó al rescate y fue hasta su casa. Le enseñó trucos a Colline para disimular sus cejas con maquillaje y hacerla ver mejor. Incluso el esposo de Colline miró todo y aprendió cómo ayudar a su esposa durante las vacaciones.

Triangle News

Finalmente, Colline aseguró que nunca más volverá a atenderse en ese salón de belleza.

Puede interesarte