Por Teresa Donoso
10 diciembre, 2015

Porque un tipo de pelo especial requiere un tratamiento particular.

Cuando tienes una cabello con muchos rizos o mucho volumen necesitas cuidarlo de forma especial. Muchas veces no sabemos qué cosas lo hacen ver bien y qué cosas lo hacen ver terrible y es por eso que vamos, practicamente ciegas, probando una y cosa y otra. Desde hoy ya no necesitarás probar más, porque hemos compilado un gran tratamiento en sólo 7 días (que puedes seguir repitiendo hasta la eternidad). La autora de estos brillantes consejos es Jacquelyn Walent, estilista senior del Salón Devachan y está claro que marcarán un antes y un después en tu rutina de belleza.

¿Lista? Cada día deberás probar algo nuevo para poder ver qué cosas funcionan para tu cabello y qué cosas no. Comencemos.

1. Día 1: Deja de usar shampú

Reemplaza el shampú por una mezcla de vinagre de manzana con bicarbonato de sodio. Las proporciones deben ser exactas: mezcla 1/2 taza de agua con 1/2 taza de vinagre de manzana. A esto añádele una cantidad de bicarbonato de sodio similar a la de un guisante o arveja.

“El pH del vinagre de manzana es muy cercano al pH natural de nuestro cuero cabelludo por lo que usarlo para enjuagar puede darle a tu cabello la oportunidad de volver a su estado natural”.

Jacquelyn Walent


2. Día 2: Duerme con una máscara para el cabello

Utiliza alguna de las máscaras o cremas para el cabello que has comprado para tratarlo y deja que actúe durante la noche. Jacquelyn indica lo siguiente:

La humectación es lo principal para los rizos. Asegurarte de devolverle la humedad a tu cabello con un tratamiento profundamente hidratante es la mejor forma de volver a darle vida a tus rizos”.

Aplica la máscara unos 30 minutos antes de irte a la cama. Utiliza tus dedos para aplicarla y cuando termines toma tu cabello en una coleta. En la mañana sólo tienes que enjuagar tu cabello con agua y peinarlo como siempre.


3. Día 3: Seca tu cabello con una camiseta de algodón

Just Curly

“La textura de las toallas muchas veces causan una mayor fricción, algo que luego le da más frizz a tu cabello. Utiliza toallas de papel o una camiseta de algodón para evitar esto”.


4. Día 4: Utiliza un difusor de aire con tu secador de pelo

Añadirle un difusor a tu secador de cabello o conseguir un difusor especial es la mejor opción para secar tus rizos y evitar que pierdan su forma y elasticidad.


5. Día 5: Intenta no utilizar calor en tu cabello

Si quieres darle un respiro a tu cabello, lo mejor que puedes hacer es dejar ir toda herramienta que utilice calor, recomienda Walent.

“Prefiere un estilo que esté especialmente diseñado para rizos y que no requiera que utilices calor para alisar o secar tu cabello”.


6. Día 6: Deja de tocarlo tanto

Muchas veces es inevitable querer pasar tocando nuestro cabello. A veces es un hábito y otras es un reflejo producto de querer saber que todo está en orden. Sin embargo, cuando tocas tu cabello haces que el aceite natural de tu piel pase a tus rizos y tu pelo se vaya poniendo pesado y grasoso.


7. Día 7: Busca un salón especialista en tu tipo de cabello

“Si tienes rizos, nunca dejes que te corten el cabello mientras esté mojado. Si lo cortas cuando está seco entonces puedes realmente ver la forma en la que tu cabello se mueve y funciona“.

Busca un estilista que se especialice en tu tipo de cabello ya que así podrás recibir un tratamiento especializado.

¿Qué te parece? ¿Tomarás algunos de estos consejos? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte