Por Gillian Armstrong
23 marzo, 2017

Adivinaste: también será más barato que cualquier dentrífico.

Se nos acaba la pasta de dientes. Caos. Nadie quiere ir a su escuela, trabajo o universidad con una boca no aseada, y te la pasarás el día entero incómodo y evitando que cualquier palabra salga de tu boca. Y te lo agradecemos, porque la verdad es que no querríamos olerlo.

Por otra parte, los productos industriales no siempre son lo mejor para nuestra salud, pero varios están obligados a comprarlos por no encontrar otra solución para su aseo personal. Pero eso ha quedado atrás.

Hoy queremos que le des una chance a lo natural y te atrevas a cuidar tus dientes con artículos que puedes encontrar en tu propia casa. Por eso, te enseñaremos cinco alternativas que reemplazarán a tu pasta de dientes y te ayudarán a tener una bella sonrisa en cualquier circunstancia.

1. Bicarbonato de Sodio

Tan sólo debes mezclar el bicarbonato con agua y cepillar tus dientes como lo haces todos los días y ¡voilá!, una bella sonrisa estará en tu cara.


2. Sal marina

Llevas la sal a un vaso con agua, lo revuelves y untas tu cepillo de dientes en la solución. Es una ingeniosa forma de reemplazar tu pasta.


3. Aceite de coco

Este aceite tiene propiedades antibacteriales y antihongos. Un perfecto candidato para evitar que cualquier germen viva en tu boca.


4. Cepillado en seco

Si no tienes a la mano ninguna de las opciones anteriores más vale que algo hagas, y el cepillado en seco igual será útil para tu limpieza. En serio que sirve.


5. Agua

Si el cepillado en seco no te convence, algo tan asequible como el agua es tu gran solución, y los residuos de tu boca se limpiarán fácilmente.

Esperamos que estos datos te hayan servido para esos horribles casos de urgencia, o bien te puedas convencer de que podría ser una muy buena opción asear tu boca de una forma natural. 

Te puede interesar