De seguro más de alguna vez te has propuesto ahorrar, ya sea para hacer el viaje de tus sueños o para comprarte eso que tanto quieres, en definitiva, para hacer lo que tú quieras con tu dinero.

Sin embargo, en la eterna lucha de ahorrar, los errores y tropiezos están muy presentes en este difícil camino. Ser independiente económicamente puede asustar. Pero bien, como queremos que puedas concluir este camino con éxito, elaboramos los 10 brutales tropiezos que has cometido cuando te has propuesto ahorrar y no lo has conseguido, para que ya no caigas en los errores.

Toma esto en cuenta:

Ya comenzamos:

1. Comprar cosas que realmente no necesitas

Uno de los principales errores que no permiten que puedas ahorrar. Imagina que cada vez que eliges productos que no te servirán para nada, estás haciendo crecer tus deudas.


2. No realizar una planeación de tus gastos

Al no planificar de manera ordenada tus gastos, estás permitiendo que tus prioridades pasen a segundo plano. Ahí estás olvidando cuánto estás gastando.


3. Olvidarte de hacer un seguimiento a tu dinero

Este es uno de los tropiezos más grandes que puedes cometer. Es de suma importancia que conozcas en detalle los ingresos y sobre todo los gastos que estás haciendo. Así puedes balancear cuánto guardas y cuánto gastas.


4. No plantearse metas y objetivos

Tu compromiso no será mayor porque pensarás que tus ahorros no tienen un fin tan relevante. Ten tus objetivos claros.


5. Pensar en ahorrar a corto plazo

Si pretendes ahorrar durante un par de meses estás cometiendo un grave error. Ahorrar no es de un rato, sino una actividad constante. No pienses en un mes sí y un mes no, cambia a un plan continuo.


6. Gastar más de lo que ganas

Cuando planificas bien, tienes una visión amplia de lo que tienes y lo que puedes gastar. Es muy común pasarte de ese “tope” de dinero y caer en deudas. Cuando tienes una buena organización, puedes evitar ese tropiezo.


7. Pensar en ahorrar cuando tengas un sueldo mayor

Solamente aplazas tu tarea de ahorrar. Es mejor conocer lo que tienes y lo que ganas para destinar un poco al ahorro. Sin importar cuánto ganes, es importante realizar el ejercicio y no esperar a que ganes más para ahí sí ahorrar.


8. No saber el dinero en efectivo que estás gastando

Un café aquí y un postre allá pueden ser cosas mínimas. Pero esos gastos en efectivo se van acumulando y todo eso también es dinero que estás desapareciendo y podrías ahorrar. Por lo general los vemos como pagos chicos y que no afectan, pero a largo plazo le pegan a tu economía personal. Con moderación se pueden realizar.


9. Dejar para mañana el pago de tus deudas

Si debes, no lo dejes para el último. Cuando pagas a tiempo evitas intereses, es decir, deber todavía más.


10. Que tu promesa de ahorrar sólo quede en eso…

Puede ser un sueño, pero no permitas que se quede ahí. Empieza hoy, aunque sea con poco dinero. Destina una parte de tu ingreso a guardarla y así poco a poco irá creciendo tu ahorro sin generar un problema para tus finanzas.

Cuando tienes algunos tropiezos de esta lista (o todos), significa que necesitas un aliado que te pueda respaldar. Si se trata de cuidar tu dinero y empezar a ahorrar, además de no volver a tropezar, está la posibilidad de confiar en un banco. ¿Conoces Banco Azteca? No sólo podrás tener una cuenta de ahorro, sino que con su app estarás seguro de poder revisar tu dinero donde quiera que estés, usando tu celular.