Seguramente tienes un amigo que tiene fama de despilfarrar sus billetes. Si estás tratando de saber cuál de ellos es y ninguno te llega a la mente, entonces hay malas noticias para tu billetera porque significa que ese amigo con un hoyo en el bolsillo eres tú. ¿Te habías dado cuenta de eso?

¡Lo mejor de que lo reconozcas es que puedes evitarlo!

Hay muchos obstáculos que te impiden ahorrar pero es momento de saber cómo detenerlos y convertirte en un Tío Rico McPato.

1. No te mides con lo que gastas

No importa cuántos ceros tenga ese aparto que no necesitas. Lo llevarás a casa simplemente porque está en “oferta”. Mejor no lo lleves.


2. Dinero que te cae en las manos, dinero que se escurre como agua

Cada quincena es una tristeza porque cuando te llega el cheque, ya lo debes todo. Organiza tus finanzas con la “viaja confiable”: una libretita.


3. Te endeudas innecesariamente

No, nadie NECESITA derrochar y nadie TIENE que usar su tarjeta de crédito a diario. ¡Ojo con eso! Ahorra, ahorra, ahorra.


4. Gastas más de lo que tienes

¿En serio piensas tener “el agua hasta el cuello” todos los días de tu vida? ¡Despierta por favor! Ahorra y vivirás mucho más tranquilo.


5. No sabes decir que no

¿Fiesta en fin de semana? Sí. ¿Viaje a la playa? También. Eres capaz de decir que sí y gastar el dinero que no tienes sólo por ser parte de los planes de tus amigos. ¡Pero esa no es la idea! Nadie te va a juzgar si dices que no.


6. Tus amigos aseguran que eres la persona más “gastalona” que conocen y no lo puedes negar

Tú, tu consciencia, tu tarjeta de crédito y tu bolsillo lo saben más que nadie. Ponte un freno siempre que se trate de gastar. Sé consciente.


7. No te estás tomando en serio tu futuro

¡Ponte las pilas! No sabes todas las cosas que estás dejando ir para tu futuro sólo por derrochar y provocar que el dinero se vaya como agua. Organízate y prepárate para brillar.


8. Compras sin control y sin medida

Enloqueces con las ofertas y no tienes frenos. Controla tus impulsos, ¿quieres? Evita ir a toooodaaas las ventas nocturnas. Piensa que son un veneno para ti.


9. Eres el amigo “buena onda”

Tu amistad no se mide por todas las veces que te luciste pagando la cuenta de todos en el restaurante o en el bar. ¡Mídete, por favor! Cada quien con lo suyo.


10. Prestas dinero a todo el mundo

Aún sabiendo que muy probablemente ese dinero no regresará a tus manos, le prestas dinero a todo el mundo. Cuídalo y ahorra, que los billetes no florecen como margaritas.

Como ves, es posible ahorrar, es sólo que a veces se nos hace un poco difícil.

Por eso BBVA Bancomer hizo el lanzamiento que todos esperábamos: una aplicación que te ayuda a ahorrar sin que te pese. Lo único que tienes que hacer es descargarla y programarla para ahorrar de la forma que prefieras, incluso te ayuda a ahorrar cuando compras. 

Con BBVA Plan App podrás tener tus cuentas al día y acostumbrarte a ahorrar cada vez que gastas. Así ahorras sin darte cuenta y podrás cumplir las metas financieras que te propongas. Todo es en automático y además, ¡puedes usar el dinero que tienes ahorrado en el momento que tú decidas!

Descúbrela y date cuenta que es realmente astuta.

¿Listo para llenar tu alcancía?