Nos gusta hacer coches de alto rendimiento, seguros y divertidos de conducir. ¿Seguimos nuestra historia juntos?

La vida nos pone desafíos diarios, y no son nada fáciles. Y aunque claramente sin ellos tendríamos una existencia plana y vacía, a veces querríamos que las cosas no fueran tan terribles; que ocurriera un milagro, que la Ley de Murphy esta vez no haga efecto. En definitiva: que pase lo que lógicamente nunca va a pasar.

Por eso, esta lista agrupa todas esas cosas que esperas que sucedan como por arte de magia, pero que nunca (o casi nunca) tendrás el honor de experimentar:

1. Que simplemente desaparezca ese mensaje que te arrepentiste de enviar

Poder borrarlo, o que caiga un rayo del cielo y destruya el móvil del destinatario… o cualquier cosa que haga que tu reputación se mantenga intacta. ¿Por qué siempre enviamos mensajes de los que nos arrepentimos?


2. Que la tostada caiga con la mantequilla hacia arriba

Y levantarla, disfrutarla y agradecer al universo por darte una segunda oportunidad. Pero no, eso jamás pasará, porque hagas lo que hagas, la mantequilla, la mermelada, el huevo o lo que sea que le eches, tocará el suelo.


3. Levantarse tarde un día, y que no haya tráfico

Ya, este es el sueño de todos, pero por alguna razón la vida quiere que nada funcione como debiese funcionar y nos manda millones de coches para acompañarnos camino al trabajo.


4. Que realmente te llamen cuando te digan: “Te llamaré”

Sería muy bonito que eso pasara, pero tienes motivos de sobra para asumir que esa llamada jamás llegará. ¡¿Por qué somos así?!


5. Que la batería del móvil te dure todo el día

Es de esas cosas que pasan sólo cuando tienes un cargador cerca, o cuando ni siquiera necesitas el móvil.


6. Adelgazar después del primer día de gimnasio

Sé que en el fondo sientes que has bajado de peso, y crees que más deshinchado que hace 2 horas… pero no, realmente no lo estás. Necesitarás más que un par de horas de deporte, amigo.


7. Que en el examen aparezca justo lo que estudiaste

Jajajajajajaja… jajajajajaja.


8. Pedir un aumento de sueldo, y que te digan que sí

Y si quieres aumentar la dificultad… que te digan de inmediato que sí.


9. Ir a por un corte de pelo, y que te lo dejen como quieres

“Las puntas, señor peluquero, las puntas”… ¿Resultado? 5 centímetros menos.


10. Aparcar marcha atrás, y al primer intento

Aunque existen prodigios del parking, déjenme decirles que nosotros no lo somos. Lo siento.

¡Pero tranquilidad! Porque lo que no pasa por milagro, puedes hacer que suceda…

Por ejemplo, puedes esperar y esperar a que caiga un Volkswagen Polo del cielo, o puedes tenerlo por 9.800€. ¡Deja de esperar sentado, y haz que las cosas pasen!

¡Como caído del cielo!