Los niños son probablemente las personas con más capacidad para inventar historias que podrías encontrarte en la vida, ya que su imaginación muchas veces se escapa de lo que el resto de las personas considera real y están dispuestos a decir cualquier cosa para que les creamos. Eso es algo que por una de esas coincidencias de la vida, se nota más que nunca cuando pierden algo… sobre todo si fue en la escuela. ¿Has escuchado alguna de estas excusas?

1. ”Creo que alguien me robó mi regla porque no la encuentro por ninguna parte“ – Camila, 12 años

Buen intento, pero no creo que alguien quiera tanto una regla.


2. “Ocupé tanto mi goma de borrar que hoy terminó desapareciendo, te lo juro” – Martín, 7 años

Fuente

¿Qué coincidencia, no?


3. “Mis tijeras eran las que mejor cortaban en toda la clase, así que las tuve que regalar” – Javiera, 8 años.

Fuente

Sí, claro… porque eso tiene mucho sentido.


4. “Un duende se llevó mis lápices porque yo estoy seguro que los dejé en mi mochila” – Matías, 10 años

Esperemos que el duende no sea tan descuidado como otros niños…


5. “Ya nadie tiene regla porque un caballero las botó a la basura por equivocación” – Miguel, 11 años

Fuente

¿Y este caballero tendría nombre o ni siquiera existe?


6. “Quizás alguien necesitaba mucho un resaltador y por eso fue a mi salón a quitármelo” – Daniela, 8 años

Tanto esfuerzo por un resaltador, suena totalmente posible.


7. “Yo no fui, tú me pediste el sacapuntas una vez y nunca más me lo pasaste” – Xiomara, 13 años

¿Ahora se supone que yo tengo la culpa?


8. “Le presté el color verde a la maestra y como se cambió de escuela nunca me lo devolvió” – Samuel, 6 años

Fuente

La maestra no se ha cambiado de escuela, eso es obvio.


9. “Parece que alguien en mi clase colecciona colores azules porque a todos se nos han perdido” – Karla, 8 años

Qué colección más extraña, ¿no es así?


10. “Se me cayeron todos los lápices de colores por el agujero que tiene mi mochila” – Victoria, 7 años

Fuente

Esta sí que es un clásico de las excusas.

Y a ti, ¿qué excusas son las que te inventan tus hijos?

Ahora puedes hacer que tus hijos se olviden de las descabelladas historias para explicar qué pasó con sus cosas, porque BIC Evolution te ayuda con los colores que tu hijo haya perdido. Conoce aquí lo que debes hacer para conseguir el nuevo seguro de colores.

Sí, es en serio, un seguro para los lápices de colores… porque este regreso a clases tienen que estar más que listos para enfrentarse a estas extrañas situaciones, ¿no lo crees?