Sabemos perfectamente que en estos tiempos ahorrar no es tarea fácil, pero también sabemos que no es imposible. A pesar de los muchos gastos que tengas o todas las razones que haya por las que no has empezado a llenar el cochinito, nunca es tarde para hacerte de un guardadito.

De hecho, la alcancía podría convertirse en tu mejor amiga o en tu peor enemiga. Todo depende de ti.

Sólo tienes que ponerte buzo y aprender todas estas formas de ahorrar y no morir en el intento.

1. Comienza a ahorrar lo más pronto posible

Ya, ahora, sin que pase un día más. Saca la alcancía que tu abuelita te regaló en tu cumpleaños y comprométete a llenarla.


2. Fíjate metas financieras

Ponte un monto mínimo a ahorrar durante los siguientes 6 meses o un año y cúmplelo cueste lo que cueste. Nada como la satisfacción de haber logrado esa meta, ya lo verás.


3. Organiza tus cuentas

Vas a ganar puntos extras cuando sepas cuánto dinero se te va en cada cosa. Así podrás saber fácilmente en qué reducir gastos al mínimo posible.


4. Administra tus gastos

Será de gran ayuda tener destinado sólo una cierta parte de tu sueldo a gastos que no son necesarios, por ejemplo actividades de recreación y ocio en general. Tampoco se trata que te limites con las comidas y demás gastos, sino que te organices sabiamente.

 data-lazy-type=


5. No te endeudes

Mide todas las veces que usas tu tarjeta de crédito. Todo estará bajo control si no gastas el dinero que no tienes.


6. Ahorra sin falta una parte de tu sueldo

Aunque tengas que reducir otros gastos, apégate a esta efectiva práctica para siempre tener dinero en caso de cualquier emergencia. Siempre es mejor estar preparado.


7. Busca la manera de hacerte dinero extra

De seguro tienes algo que no necesitas y que alguien quiere comprar. O puede ser que cocines como los dioses y todo el mundo elogie tus pasteles. Aprovecha eso y vende lo que tengas para dar.


8. Prioriza en lo que gastas cada mes

Date cuenta que no es fundamental que salgas de fiesta cada fin de semana pero que sí es indispensable que tengas la alacena surtida. Dale el peso que merece a lo que realmente importa.


9. Haz intocables tus ahorros

Si tienes un antojo o un impulso, ¡detente! No uses tus ahorros. A menos que sea una situación casi de vida o muerte, déjalos intactos. Tu futuro lo agradecerá.


10. Invierte en algo que te deje ganancias

Considera que invertir no es un gasto como tal, entonces busca hacerlo en algo que realmente vaya a dejarte ganancias y a multiplicar tu dinero.


11. Usa aplicaciones que te ayuden a ahorrar

Aprovecha las bondades que da la tecnología para administrar y ahorrar dinero. ¡Nunca había sido tan fácil ahorrar!

¡Sí, ahorrar es posible!

Por eso BBVA Bancomer hizo el lanzamiento que todos esperábamos: una aplicación que te ayuda a ahorrar sin que te pese. Lo único que tienes que hacer es descargarla y programarla para ahorrar de la forma que prefieras, incluso te ayuda a ahorrar cuando compras. 

Con BBVA Plan App podrás acostumbrarte a ahorrar cada vez que gastas. Así ahorras sin darte cuenta y podrás cumplir las metas financieras que te propongas. Todo es en automático y además, ¡puedes usar el dinero que tienes ahorrado en el momento que tú decidas!

Descúbrela y date cuenta que es realmente astuta.

¿Listo para llenar tu alcancía?