Hay ciertas señales y momentos que separan a los simples conocidos de los mejores amigos. Son cosas cotidianas que vives en tu barrio o en el colegio que te hacen darte cuenta de que ese grupo de personas se hizo especial y va a estar siempre para ti, así como tú para ellos. La complicidad es una de las principales, pero también el nivel de confianza entre ustedes que te permite hacer y decir lo que sea -literalmente- sin sentir ninguna vergüenza.

Estas son algunas señales que indican que tú ya a tu grupo de amigos:

1. Acuden a tu casa sin invitación e incluso cuando tú no estás


2. Debido a que conocen a tus papás, hermanos y hasta se tienen como amigos en Facebook


3. Y no hace falta que te roben comida pues tu mamá siempre los alimenta

¡Y mejor que a ti incluso!


4. La confianza tiene sus ventajas: los puedes poner de excusa cuando quieres salir de fiesta

Más de alguno ha conseguido que tu mamá acceda a recogerte más tarde.


5. Y son los mejores detectives: te ayudan a investigar TODO sobre esa persona que te gusta


6. No hace falta decir que odian a la misma gente

¡Esa es la mayor prueba de amistad!


7. Hablan en código y su dialecto es algo que solo ustedes entienden


8. Te quieren aunque conozcan tus secretos más íntimos y desagradables

Y nunca los usarán en tu contra pues tú sabes los de ellos.


9. Les puedes pedir ayuda cuando no entiendes lo que tu crush quiso decirte en WhatsApp

O para redactar la respuesta más ingeniosa de todas.


10. Siempre puedes elegir por ellos cuando van a algún lugar pues tienen los mismos gustos


11. Y, finalmente, estás pensando en esa o esas personas en este mismo momento

¿Tú ya los encontraste?

Los mejores amigos convierten cualquier momento cotidiano en algo especial…Y lo mismo hace tu Coca-Cola de siempre. Disfrútenla juntos, bien helada.