¿Te imaginas si pudiéramos saltar desde la punta de una montaña hacia un acantilado y solo tener un par de rasguños como en los videojuegos? Bueno, eso no va a pasar jamás. O sea, puedes intentarlo pero no te volveremos a ver por acá.

Y es que los videojuegos son maravillosos, nos transportan a lugares fantásticos, y nos hacen capaces de todo con tal de tener la victoria. De hecho, en un videojuego soy un hábil luchador, líder del imperio más grande del antiguo China, pero en la vida real no soy nada.

Por eso estaba pensando, y hay tantas cosas de los videojuegos que me gustaría tener en la vida real, y te dejo a ti esas 12 cosas que solo suceden allí, en el universo paralelo de los juegos:

1. La bomba de humo de Assasins Creed

Para huir rápidamente de situaciones incómodas y sin que nadie lo note.

Fuente

2. Viajar a través de los túneles

Seguro que Mario nunca llegó tarde a ninguna cita.

Fuente

3. El aspecto de las arañas

No es que sean tiernas, pero algunos gráficos las muestras demasiado sutiles.

Fuente

4. Klapaucius + !;!;!;!;!;!;!;!;!;!

Así de simple como en Sims te podrías comprar un terreno para construir la casa de tus sueños. Porque Klapaucius es mucho mejor que Motherlode.

Fuente

5. Ser millonario como en Diablo 3

¿Por qué la vida real no es así?

Fuente

6. Caer desde una torre y terminar sin un rasguño

Sí, porque si todo fuera como en Assassins Creed, siempre caerías sobre paja o arbustos.

Fuente

7. Reiniciar los partidos de Fútbol

Igual que en Fifa. Y ganar el mundial cuantas veces quieras porque todo es posible.

Fuente

8.  Tener una mochila como el inventario de Diablo 2

Donde puedes guardar tu vida entera.

Fuente

9. Hacer cosas prohibidas sin que la ley interfiera

Porque en los Sims nadie te dice “NO”.

Fuente

10. Un lápiz como el de Scribblenauts

Para dibujar lo que quieras y que se haga realidad.

Fuente

11. Escribir Howdoyouturnthison

E instantáneamente tener un Shelby Cobra. ¡Grande, Age of Empires 2!

Fuente

12. Convertir a tus enemigos en aliados

Tan sólo diciendo las mágicas palabras “¡Wolo, wolo, wolo!”.

Fuente

Aunque pensándolo bien, no sé si podría convertir a mis amigos en aliados, solo diciendo algo tan ridículo.

De hecho, me daría un poco de miedo enfrentarme al mundo real si sucediera todo lo que pasa en los videojuegos. ¿Te lo imaginas? Porque está bien ser un guerrero de Kung-fu en la antigua China, pero no sé si quisiera levantarme de mi cama para luchar por una princesa.

Aunque eso sí lo hizo Jack Bronson, un joven que fue mágicamente transportado a la Antigua China, y debió aprender a convertir sus habilidades en los videjuegos para luchar como un verdadero guerrero de Kung-Fu, para salvar a la bella princesa de las garras de un malvado rey bárbaro.

Pero basta de contarte más de la historia. Mejor ve al cine y disfruta de esta nueva producción de Cine Color Films.