¡Conecta mente y cuerpo!

A veces creemos que nuestra mente nos juega una mala broma mostrándonos cosas absurdas e inexplicables, hasta que nos damos cuenta que en realidad la que falló no fue nuestra mente, sino la de otro. ¿No me creen? Aquí los dejo con 15 ejemplos de cosas que jamás debieron pasar:

1. Como este supermercado que no confía en el futuro de nuestros niños

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


2. O 3st3 p3rsonaj3 que solo tenía un trabajo que hacer…

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


3. El que puso los postes en una ciclovía… o una ciclovía en medio de esos postes (?)

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


4. El que pintó apurado esta señal parece que sufría de dislexia

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


5. Sin embargo, al parecer no lo hizo tan mal pues lo volvieron a contratar

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


6. ¿En serio?

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


7. No, no, no… estoy hablando en serio. ¿De verdad?

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


8. ¡Hey! Esta podría ser una idea muy útil si quieres esconder algo… hasta de ti mismo

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


9. Dicen que la película no era lo que esperaban

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


10. No lo sé, a veces simplemente no entiendo qué nos pasa

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


11. Creo que el que diseñó este baño no tenía muy clara la utilidad de la bañera

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


12. Supongo que el dueño de este apartamento prefiere la oscuridad

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


13. Y de hecho, ni siquiera le agrada salir de su casa

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


14. Y tampoco le gusta la idea de sacar el carro de la cochera… o meterlo

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on


15. El que llegue a la parte del cartón se verá en extraños aprietos

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

¿Te has preguntado por qué suceden estas inexplicables situaciones? La respuesta es simple: lo más probable es que estas personas no hayan tomado suficiente agua ¡Y es que el cerebro es el primero en deshidratarse!

Por eso te recomendamos tomar mucha agua. No esperes a tener sed y date una Ciel para evitar decir “¿Qué rayos pasó aquí?” #ConectaMenteYCuerpo.