Por Scholl
Líder mundial en el cuidado del pie.

¿Cuántas veces te has quedado en tu cama y has dejado pasar un día más? Bien dicen que “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” y hay muchas personas que tienen mucho que decir al respecto. Más allá de que son ejemplares y sus historias son motivadoras, tienen un largo camino que han sabido recorrer con la frente en alto a pesar de todos los obstáculos que se encontraron.

Para ellos nada es imposible.

Mira a continuación estas inigualables historias de deportistas que te motivarán a levantarte de tu cama y realizar tus sueños.

1. Lograr correr 20 maratones siendo diabética

Bea García desde pequeña tuvo la llamada de la montaña como foco en su vida. Su padre siempre le inculcó el amor por la naturaleza y el deporte, entonces fue haciéndose camino hacia una carrera deportista que no tenía nada de malo, excepto por una pequeña gran dificultad: Bea es diabética. Ante esta realidad, el cuidado y la exigencia que hace con su cuerpo y en especial sus pies es tan meticulosa, que incluso a veces chocan. Son cosas que no puede excluir y se han convertido en un desafío extra en esta carrera deportiva.

Sin embargo, lo ha logrado, y ha sido la única mujer que siendo diabética, ha completado los 4 Deserts, una carrera por los 4 desiertos más duros del planeta.

“Tengo las mismas posibilidades que los demás corredores para llegar a la meta, lo único que tengo que tener más en cuenta es el material, llevando más peso que el resto, y sabiendo escuchar muy bien a mi cuerpo y aprender de las experiencias”

Bea García-

Bea, que también corre distancias cortas en asfalto y en montaña, toma el ejercicio como una parte primordial en el tratamiento de la diabetes. Ella ha decidido no ponerse ningún límite.


2. Convertirte en triatleta, siendo ciego

Así le pasó a José Luis García, quien en el año 2012 y justo antes de perder totalmente la visión, fue espectador de una competencia de triatletismo, con la cual quedó totalmente alucinado. Después de eso su meta fue convertirse en un triatleta profesional, y en el momento en el que la doctora le comunicó que quedaría totalmente ciego, él aseguró que en 4 años estaría en algún sitio de los juegos paralímpicos. Así fue, y se convirtió en el ganador de dos medallas. Para él, el “no puedo”, no existe.

Hoy recorre el mundo entera y gana medallas en distintas ediciones internacionales de triatlón para invidentes. Es guiado por una cuerda que ata a la muñeca de su acompañante durante las competencias. A pesar de que fue difícil adaptarse a esta forma de correr, José Luis aprendió en poco tiempo y decidió dar lo mejor de sí.

Lo que más le sorprendió a José Luis cuando vio el triatlón que lo inspiró fue todo la energía que tenían los concursantes.

“En mi cabeza se quedaron grabadas esas imágenes de los súpermegahombres: cómo salían del agua, se quitaban el neopreno, cogían la bici y después saltaban de ella y a correr. Se me grabaron a fuego. Fueron imágenes que me acompañaron y me siguen acompañando para poder entrenar y competir”.


3. Olvidarte del deporte para ser madre, y después de muchos años, volver a vivir tu sueño

Ahora es cuando te das cuenta de que la perseverancia, el esfuerzo y la pasión son claves en el cumplimiento de todos estos objetivos. Y si en ti está toda la motivación de un deportista, es esencial que tengas el material adecuado. Descubre las Plantillas GelActiv Sport de Scholl: aumenta el confort con hasta un 30% menos de impacto y protege tus pies en tres zonas. Perfectas si te encanta esforzarte al máximo.

Y tú, ¿cómo te superas cada día? #Gánate