¡Prueba Ciel Exprim y exprime todo el sabor para que lo aproveches todo!

Cuando cocinamos desperdiciamos una gran parte de los alimentos pues muy pocos conocemos que los ingredientes se pueden usar enteros para cocinar platillos deliciosos. Y pocos sabemos que el upcycling, una tendencia cultural que busca aprovechar todo de cualquier “objeto de valor” para crear algo mucho mejor, puede aplicarse a la cocina también. Es por eso que hoy te traemos 4 recetas increíbles de upcycling que además son veganas, para que todos disfruten de estas ricas preparaciones:

1. Gnocchi de calabaza

Con la pulpa sabemos perfecto qué podemos preparar: una crema de entrada. ¿Y con la cáscara?

350 gramos de piel de calabaza, fresca o previamente congelada (aprox 1 kg de calabaza entera).
130 gr de harina integral.
10 gr sal de mar.
Nuez moscada y una hojas trituradas de salvia o estragón.

Cocina con la olla a presión por aprox. media hora las pieles en agua salada. Escurre y presiona bien. Pasa las pieles por una licuadora hasta obtener una masa pegajosa. Puedes agregar hojas de salvia y estragón y rallar nuez moscada (un clásico de toda la vida) para intensificar el sabor. 

Ve echando poco a poco la harina a la masa de calabaza. Poco a poco será posible formar una pelota más o menos aceptable. Con el cuchillo corta un trocito de masa del tamaño de un par de nueces y con tu mano, también llena de harina, ve deslizando la masa delicadamente arriba y abajo, creando un cilindro de aprox. un par de cm de diámetro. Corta el cilindro en unos diez-doce trocitos. ¡Voilá! El primer gnocchi upcycling está creado.

Cuando llegue el momento, se echan todos juntos y esperas unos 3-4 minutos por lo menos para sacarlos. Alíñalos con la salsa que quieras, incluso puedes hacer una salsa con la pulpa de la calabaza y crema. ¡La vida es experimentar!


2. Pudín de mango y plátano con topping crunchy

Ya sabemos… Se te hizo agua la boca. Tranquilo que hoy te enseñamos una dulce receta, que rescata toda la fruta:

2 plátanos muy maduros.
½ mango grande.
2 cucharadas de sirope de agave o miel.
El jugo de medio limón.
2 cucharadas de canela.
1 pizca de vainilla.
1 puñado de nueces.
1 taza de leche de almendras (o cualquier otra leche vegetal al gusto).
1 cucharada de aceite de coco virgen.
3-4 cucharadas de harina de almendras.
La cáscara de los plátanos y la piel pelada del medio mango.

Primero precalentamos el horno a 160º, lavamos muy bien la fruta, la pelamos, la cortamos en trozos y la reservamos en un recipiente. Con la cáscara, lo mismo. Luego preparamos un bowl con 1 taza de agua hervida, el jugo de medio limón, 2 cucharadas de sirope de agave y 2 cucharadas de canela. Revolvemos bien y vertimos 2/3 del líquido en el recipiente de la pulpa y el tercio restante en el de la piel de las frutas. Removemos para que se impregnen bien y dejamos que maceren 2-3 minutos. Ahora, en una bandeja o fuente apta para horno colocamos la pulpa y las tiras por separado y horneamos durante 30-35 minutos.

Apagamos el horno y retiramos las tiras. Para el salteado crunchy, engrasamos una sartén con una cucharada de aceite de coco y cuando esté caliente añadimos las tiras. Cocinamos 3-4 minutos a fuego alto (hasta que empiecen a dorarse) y en ese momento espolvoreamos la harina de almendra y revolvemos durante 2-3 minutos más. Las retiramos de la sartén y dejamos que templen.

Ahora sólo nos queda el pudín. Colocamos la fruta caliente en el vaso de la batidora (si ha sobrado líquido del sirope en la bandeja échalo también), agregamos un vaso de leche de almendras caliente, un puñado de nueces y 1 pizca de vainilla natural en polvo. Batimos hasta conseguir una crema densa y servimos caliente en dos cuencos. Decora con el crujiente que tenemos el el frasco, unos granos de granada y una pizca de canela en polvo. ¡Irresistible!


3. Hummus de espárrago

Una deliciosa alternativa a las legumbres que es mucho más liviana e igual de rica.

1 manojo de espárragos verdes.
2/3 cucharas de habitas verdes, guisantes, alubias blancas ya cocinadas.
2 cucharas de aceite de oliva.
1 cuchara de tahina.
Medio gajo de ajo (opcional).
Medio limón.
Sal.
Almendras crudas tostadas.
Unas ramitas de menta y/o cilantro fresco.
Pimentón o Chile picante.
Semillas de sésamo blanco o negro.

Corta el manojo de espárragos en dos partes. Reserva las puntas para saltearlas y acompañarlas con el hummus. Cuece los palitos 15min al vapor hasta que se ablanden. En la juguera bate las legumbres, los espárragos, la tahine, el ajo, las hierbas, 1 cuchara de aceite y sal al gusto hasta que se forme una crema homogénea. Si quieres que la crema sea más liquida puedes añadir un poquito de agua de la cocción de las verduras.

Al final añade la otra cuchara de aceite, el chile, las almendras tostadas y todos los aromas que se te antojen y da una última mezcla para incorporarlos a la salsa. Al momento de servir, agrega un chorro abundante del jugo del medio limón por encima y listo… ¡Ya está!


4. Paté upcycled con hojas de rabanito

Olvida esos sandwiches aburridos que solo tienen tomate y lechuga. Con esta preparación tus snacks cambiarán de color:

1 puñado de hojas de rabanito frescas.
50 gr de tofu natural desmenuzado.
50 gr de almendras crudas.
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
1-2 dientes de ajo.
2 cucharadas de levadura.
1 cucharada generosa de tahini tostado.
Sal y pimienta al gusto.
Rodajas de rabanitos, lombarda picada, germinados, tostadas de pan y semillas al gusto para decorar.

Lavamos bien las hojas de los rabanitos y las colocamos en un procesador de alimentos junto con el tofu desmenuzado, las almendras, el aceite, el ajo, la levadura, el tahini y la sal y pimienta. Procesamos hasta conseguir una pasta untuosa, si te gusta más ligera puedes agregar un chorrito de agua o un poco más de aceite de oliva. ¡Y ya tenemos listo nuestro paté!

Podemos consumirlo al momento con unas tostadas con rodajas de rabanitos y semillas.

¿Qué receta prepararás primero?

Ahora que sabes un poco más de cómo sacar provecho de todo para preparar tus comidas, acompáñalas con Ciel Exprim y sus sabores, ¡para que lo aproveches todo!