Junto a ti trabajamos para hacer del mundo un lugar mejor y lleno de momentos de optimismo y felicidad.

La ciencia y tecnología son pilares fundamentales de una sociedad que busca desarrollarse y mejorar la calidad de vida de la población. En México, las empresas han puesto manos a la obra para apoyar el tema de la investigación ante la reducción del presupuesto en este rubro por parte del gobierno y han ofrecido grandes resultados.

Iniciativas como el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA) creado hace 41 años por la Industria Mexicana de Coca-Cola y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) han impulsado grandes proyectos de mexicanos que se preocupan por el bienestar del país. Algunos de los más relevantes de los últimos años son los siguientes:

1.El resveratrol como complemento en el tratamiento contra el cáncer de mama

Rubiceli Medina, investigadora del #Cinvestav

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Integrantes del Cinvestav, ganaron en 2016 el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología en Alimentos (PNCTA) en la nueva categoría de Nutrición al mostrar en un estudio que el resveratrol podría ser utilizado como terapia para revertir la metilación o como complemento a los tratamientos actuales contra el cáncer de mama triple negativo, uno de los tumores más agresivos que se presenta en las mujeres y para la cual las terapias actuales son altamente agresivas.

El resveratrol es es un antioxidante que se encuentra en varias plantas y especialmente en la piel de las uvas rojas, grosellas, moras y es comúnmente usado para retrasar el envejecimiento.


2. Usar una dieta basada en la combinación de alimentos mexicanos Prehispánicos en beneficio del cuerpo

Un grupo de investigadores y doctores del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, en conjunto con el Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados, el Instituto Politécnico Nacional y La Universidad Autónoma de México; demostraron que la combinación de una Dieta Prehispánica Mexicana (PMD) (basada en frijoles, semillas de chía, calabaza, jitomates, nopal y maíz) sobre el metabolismo de lípidos y carbohidratos, disminuyeron considerablemente la intolerancia a la glucosa, las concentraciones de leptina y la inflexibilidad metabólica.

Además, se demostró que se reduce significativamente la formación de especies reactivas ocasionadas por la obesidad, entre otros hallazgos importantes que les valieron un lugar importante en el PNCTA.


3. Proceso para la conservación y comercialización de escamoles

Una publicación compartida de Food Spy (@el_foodspy) el

En 2011, Sandra Vianey Salas García ganó el PNCTA al desarrollar un proceso alternativo para la conservación y comercialización de escamoles. Esto debido a que esta larva se encuentra dentro de los insectos de alto consumo en México. Sin embargo, este producto es altamente perecedero. Por lo tanto se buscaron alternativas para enlatarlo en escabeche y salmuera con el objetivo de prolongar su vida de anaquel sin dañar sus características nutritivas y promover así su comercialización tanto a nivel nacional e internacional.


4. Empaques inteligentes para mejorar la calidad y vida de anaquel de litchi

En el año 2012, Ariana Nicio Cruz fue la ganadora del PNCTA al presentar una alternativa de recubrimiento para el litchi, un fruto originario de China y Vietnam, cuyo proceso de conservación post cosecha es complicado debido a su acelerado proceso de oxidación. De esta manera, Ariana empleó el quitosano, un polímero natural antimicrobiano, biodegradable y no tóxico, sacado de la pluma de calamar gigante, para recubrir el litchi.

Con este descubrimiento, se dedujo que este empaque antibacterial no solo sirve para este fruto, sino para otros cuyo proceso de oxidación también es rápido. Además, mantiene al fruto inocuo previniendo la actividad microbiana.

¡Porque la ciencia ayuda a que todos avancemos!

Gracias a la Industria Mexicana de Coca-Cola y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología la ciencia sigue adelante con el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos, estimulando y reconociendo el trabajo de estudiantes e investigadores mexicanos preocupados por el bienestar de su país.