Por Subway
Elige bien y come sabroso.

Sabemos muy bien que te tomas muy en serio tu alimentación:  te informas, te cuidas y procuras comer lo más delicioso y balanceado posible. Aunque intentes llevar una alimentación rica en proteínas y todo tipo de nutrientes, no siempre es fácil elegir bien el menú para cada día.

Y esto de “elegir bien” se trata básicamente de hacer un complemento equilibrado de: carbohidratos, proteínas, vitaminas y calorías.

Una de las maneras de lograr este complemento, es aprender a conocer los alimentos que todo este tiempo te engañaron, y que en realidad son más calóricos de lo que pensaste.

1. Pastas

El hecho de que se diga que las pastas engordan se deriva de que aporta demasiadas calorías al cuerpo. Sin embargo, los científicos aseguran que una dieta que no contenga carbohidratos puede traer severas consecuencias a la salud.


2. Frutos secos

Ya sea que estén en barritas energéticas o en un plato de granola, algunas semillas aportan al cuerpo más calorías de lo que siempre creíste. Es recomendable consumirlas con moderación. Pero debes sabes que sus componentes son potentes antioxidantes que protegen al organismo.


3. Coco fresco

El coco es el fruto que más calorías aporta al cuerpo, por eso es recomendable comerlo en pequeñas cantidades y sólo ocasionalmente debido a que contiene ácidos grasos saturados. No obstante, el coco ayuda a combatir los problemas de estreñimiento.


4. Chocolate negro

Aunque algunas personas lo usan para disimular el mal aliento, el chocolate amargo tiene un alto valor calórico. Sin embargo, sus componentes ayudan al buen funcionamientos de los músculos del cuerpo.


5. Leche entera

Ciertamente la leche aporta una gran cantidad de contenido calórico al cuerpo, mucho más la entera que la descremada. No obstante, existen diversas alternativas para disminuir las calorías que se ingieren: leche de soya, de alpiste o de avena.

En definitiva, el secreto de ganarle a los carbohidratos está en elegir bien. Por eso es importante que tomes en cuenta las consideraciones que te mencionamos. No se trata de evitar alimentos a toda costa, sino de saber seleccionarlos y saber medirte al consumirlos.

Lo importante es que ELIJAS BIEN a la hora de comer.

Por ejemplo, a veces crees que “comida rápida” es sinónimo de “comida calórica”. Muchos locales han querido dar la vuelta a este concepto; es el caso de Subway®, que hace productos deliciosos, donde tú eliges tus propios ingredientes. Además, puedes probar opciones muy livianas si lo que buscas es comer con muy pocas calorías: desde ensaladas, hasta proteínas bajas en grasa como Pechuga de Pollo, entre otros exquisitos Subs, sólo tienes que elegir bien los ingredientes. 

Y si aún tienes dudas sobre como escoger lo mejor para ti, entra a este blog y descúbrelo.

¿Ya elegiste bien tu Sub favorito?