Por Watt's
Somos expertos en alimentos nutritivos, saludables y apetecibles para toda la familia.


La mermelada es un clásico de clásicos. Sin embargo, su uso se suele delimitar al desayuno o al tecito, y más allá de esas situaciones no solemos verla presente. Por eso, este post viene a romper con todo lo tradicional y hacer que la creatividad de los amantes de los buenos sabores vuele, demostrando que este alimento tiene en realidad bastante que ofrecer. Mira:

1. Usarla como aliño en tus ensaladas

Si antes las ensaladas se basaban en juntar lechuga, tomate, choclo y palta, la verdad es que ahora las cosas han cambiado muchísimo. Cada vez vemos más y más opciones de ensaladas; con quinoa, frutos secos, distintos quesos, alimentos agridulces como mango o incluso sandía. Pero el aliño no se puede quedar atrás… Si antes aliñábamos con limón, aceite y sal, ahora los aliños también son todo un mundo, por eso este aliño de mermelada va a ser tu nueva obsesión.

Pon en un tazón 4 cucharadas de la mermelada que más te guste, agrégale otras 4 cucharadas de aceite de oliva y 2 de vinagre. Finalmente ponle un poco de pimienta, sal y revuelve.


2. Un refrescante batido

Los batidos están de moda, no sólo porque son deliciosos, sino porque también son sanos y llenadores. Lo mejor de todo es que son muy sencillos de preparar, y si ponemos los ingredientes correctos, la verdad es que queda para chuparse lo dedos. Podemos preparar una gran cantidad y refrigerarlo, así no hay que prepararlo cada vez que se antoje uno.

¿Cómo lo hacemos?

Pon en la licuadora 7 cucharadas de cualquier mermelada de frutos del bosque, agrega las frutas que tú quieras; puede ser plátano, frutillas, arándanos o lo que sea, todo queda delicioso. Finalmente ponle un yoghurt griego, licúa, y listo.


3. Ponerla en tus aperitivos

La mermelada puede transformar por completo un picoteo. ¿Queso crema solo? Aburrido. ¿Queso crema con salsa de soya y sésamo? Trillado. ¿Queso crema con mermelada? ¡Bingo! Una explosión agridulce. Imagínate bañarlo en una de maracuyá…

Puedes probar en realidad mezclando la mermelada con cualquier tipo de queso, con galletas, empanadas o alimentos apanados. Le da un sabor único.


4. En tus carnes y pescados

Hacer una salsa deliciosa y original para tus carnes y pescados nunca había sido tan fácil. Si quieres sorprender a tus invitados sin dejar tu cocina hecha un desastre esta es la opción. Y es que una base de mermelada es el complemento perfecto para cualquier plato.

Pon media taza de mermelada (recomendable frutos rojos o del bosque) en un sartén, añade 50 gramos de mantequilla y calienta a fuego medio hasta que notes que la mezcla empieza a burbujear. Una vez caliente, cuela el resultado y listo. Así de sencillo.


5. ¡Helados caseros!

Los helados que vienen listos no pueden compararse con los que están hechos en casa. De partida, la principal diferencia es la dedicación, y luego el sabor incomparable. Más si le damos un toquecito todavía más dulce de mermelada, ¿no? Lo bueno es que además prepararlos es muy sencillo.

Diluye 5 gramos de gelatina sin sabor en 3 cucharadas de agua fría. Calienta 150 gramos de leche evaporada en una olla y luego agrega la gelatina. Retírala del fuego y mézclala con 300 gramos de la mermelada que quieras y 500 gramos de crema batida. Una vez lista la mezcla, déjala reposar por un mínimo de 5 horas y luego congela hasta que esté densa.

En conclusión, la mermelada tiene infinitos usos, y los límites sólo los ponemos nosotros. Atrévete a jugar y a hacer creaciones únicas y lograr sabores extraordinarios con mermelada. Su versatilidad en distintas preparaciones es inigualable, así que siempre es bueno tener una de emergencia en la despensa, ¿no?

Las mermeladas Watt’s son una tremenda opción para cualquiera de estas preparaciones. Además vienen en muchísimos sabores tanto clásicos como originales, como maracuyá y alcayota. También hay diferentes formatos. ¡No te quedes sin probarlas!

En Instagram y Facebook también pueden encontrar inspiración para tus combinaciones.

Y tú, ¿cuál de estas deliciosas cosas vas a preparar?