¡Desendéudate! En Armony tomamos las deudas de miles de chilenos y los ayudamos a dejarlas atrás.

A nadie le agrada tener deudas, eso está claro, pero muchas veces nos vemos envueltos en situaciones delicadas, momentos de la vida en que todo parece complicarse más de la cuenta… Lo importante es enfrentarlo con madurez y determinación, y tener claro que, mientras seas responsable y comprometido, todo en esta vida tiene solución.

¡Incluso las deudas!

1. Ramón Contreras, maestro soldador de La Granja

aged latino man smiling at camera

Ramón tomó un crédito de consumo para ayudar a su hijo a terminar sus estudios. Quedó con una deuda considerable, que fue aumentando con los años. A los 3 años no sabía qué hacer, pero su hijo buscó ayuda y la encontró: le condonaron un 100% de los intereses y le hicieron un 60% de descuento de la deuda original. Don Ramón la hizo. Don Ramón está feliz. 


2. Constanza Vera, auxiliar de enfermería de La Florida

iStock

Le facilitó una tarjeta adicional a una compañera de trabajo para ayudarla… Se confió y cuando se dio cuenta del problema, tenía una deuda enorme que pagar (y una amistad que finalizar). Su familia buscó ayuda y la encontró: al tiempo, le condonaron los intereses y su deuda original bajó considerablemente. ¡Un problema que la familia Vera solucionó unida!


3. Javier Hernández, artesano de Renca

Mature man in his artisanal handicraft traditional textile factory

Para Javier, los últimos años han estado llenos de buenas noticias: hizo frente al cáncer y venció. Además, la deuda que acumuló por los tratamientos desapareció: sus compañeros de trabajo lo pusieron en contacto con una empresa experta en solucionar deudas y obtuvo un importante descuento. ¡Feliz por vencer esa enfermedad y tranquilo por no estar endeudado!


4. Susana Vázquez, repartidora de correo de Estación Central

iStock

Enérgica y llena de vida, Susana siempre ha disfrutado su trabajo. Su meta era sacar adelante a su familia, pero en el camino muchas deudas fueron acumulándose. Conoció a un asesor financiero mientras le dejaba el correo, quien le ayudó con su problema. Ahora se le ve aún más relajada, pues le hicieron un increíble descuento y el resto lo pagó en muchas cuotas.


5. Carla Trejo, empleada de farmacia de Independencia

iStock

Carla ha trabajado toda su vida y gracias a ello, sus dos hijos terminaron la universidad. Luego, ellos se hicieron cargo de todo: buscaron asesoramiento hasta encontrar justo lo que necesitaban. Del total de la deuda tenían que pagar menos de la mitad, y en sus primeros meses de trabajo, terminaron con la deuda. ¡Ahora están pensando en pedirle que deje de trabajar!

¿Lo ves? Para todo problema, siempre hay una solución…

Si las deudas no te están dejando dormir tranquilo, recurre a una empresa de gestión financiera y pide asesoría a los expertos. En Armony, solucionamos tu situación de deuda entregándote importantes descuentos, flexibilidad y atención personalizada. 

¡Para que respires tranquilo!