Abrázalo y cuida su delicada piel con lo mejor de Huggies para tu recién nacido.


No hay momento más importante en la vida que cuando le das el primer abrazo a tu hijo. Es justo en ese instante donde se realiza la conexión más grande y duradera de todas.

Incluso, no está de más saber que ese abrazo es capaz de cambiar la vida de esa personita, pues existen muchísimos beneficios asociados; como el desarrollo de su cerebro, el impulso de su sistema inmune o la protección de enfermedades.

Por eso, hoy quisimos mostrarte algunos abrazos que cambiaron la vida de hijos y padres alrededor del mundo. Porque el poder de un abrazo es innegable.

1. Esta pequeña de 3 años que no había visto a su padre en meses y no aguantó la ansiedad de un abrazo, rompiendo los protocolos


2. O esta mamá panda, quien abraza por primera vez a su recién nacido pandita. ¡Lo hace a su manera!


3. El emocionante abrazo de unos padres adoptivos cuando por fin conocen a su hijo


4. El conmovedor momento en que este hijo sorprende a su padre al llegar a casa antes de tiempo luego de viajar por 9 meses


5. El potente abrazo de una mamá a punto de dar a luz que le quiere decir a su hija “la próxima vez que te vea, ya no seremos sólo nosotros dos”


6. O este abrazo, que literalmente le devolvió a la vida a su hijo tras nacer sin signos vitales

Suena increíble pero es cierto. Jamie nació sin signos vitales y todo parecía perderse. Sin embargo su madre no se dio por vencida, y tras un largo rato abrazándolo, logró que este recuperara el calor y la respiración.

¿Ves cómo un abrazo es capaz de cambiar la vida de una madre, de un padre y de un bebé? Es esa confianza, esa sensación de seguridad que sólo un abrazo puede transmitir. 

Por eso, Huggies está contigo desde el primer momento de tu bebé y entiende tus emociones al sentir, mirar y abrazar a tu pequeño. Ahora que viene tu día, dale a ese íntimo abrazo el valor que merece y prepáralo, para que sea tan especial como debería ser.

Y es que los pañales de Huggies te ayudan a darle a tu pequeño un segundo abrazo, para que sienta la misma seguridad que siente cuando lo tomas entre tus brazos.

Dale a tu bebé todos esos beneficios que merece, y como siempre, ¡apóyate en Huggies!