Por OXAL
PRODUCTO DISPONIBLE EN MÉXICO CON LA EFICAZ COMBINACIÓN DE ALBENDAZOL Y QUINFAMIDA PARA ELIMINAR AMIBAS Y LOMBRICES EN UNA SOLA TOMA

Sí, ser joven es lo mejor. Es que puedes salir a la calle y comer cuanta cochinada encuentres; siempre con una regla clara: mientras más frito, menos higiénico, y más tarde… mejor.

Pero queremos ser honestos contigo, y es que comer cosas de dudosa procedencia, con ingredientes cuestionablemente higiénicos, y a las altas horas de la noche, no te hará más que un mal a corto o mediano plazo. Sí, es hora de que lo sepas, la juventud no dura para siempre. Y aún siendo joven -inclusive- puedes pasar por cosas que no te van a gustar.

Por eso, te trajimos todas las consecuencias a las que -claramente- no te quieres ver expuesto, pero que si no haces algo ahora, las vivirás sin dudarlo:

1. Obesidad

Sí, bueno, no hay que ser un genio para saber que si sigues con ese tipo de dietas con comida -extremadamente- rápida y frita y llena de condimentos que no te permite saber siquiera si lo que estás comiendo es real, algún día vas a comenzar a notar los kilos de más. Y aunque no hay nada alarmante en lo estético, tu salud sí corre un grave peligro.


2. Problemas de sueño

Yes, aunque no lo creas la combinación de trasnoche + alcohol + comida a las 5 am son las que están causando que ahora mismo tengas ganas de morir de sueño.


3. Mal genio

Llámalo temperamento, carácter, o de frente dile mal genio; lo importante es que una mala alimentación basada en esas ricas “cochinaditas”, te harán sufrir estos pequeños percances donde querrás mandar todo muy lejos.


4. Diarrea

Perdón que lo digamos así tan directamente, pero es importante que sepas que una comida manipulada en mala forma, puede causarte -al menos- una fuerte y desagradable diarrea.


5. Salmonela

Esto te puede pasar ahora o más adelante, no hay una edad para esto. Pero hay una forma de prevenirlo: deja de comer en la calle. Las comidas que no están preparadas de manera higiénica pueden contener esta bacteria que se propaga por tu cuerpo y te causa diarrea, vómitos, cólicos, dolor de cabeza y fiebre.


6. Enfermedades gastrointestinales

Queremos ponernos un poco más serios para alertarte realmente de los efectos de una alimentación poco cuidadosa. Hay muchos alimentos que son manipulados sin los cuidados adecuados, y son estos los que pueden contener bacterias, parásitos y virus, que desencadenan una serie de infecciones gastrointestinales muy frecuentes.

¿Ves por qué debes cuidarte?

Y es que los excesos y el desenfreno tarde o temprano pasarán factura, y tu cuerpo lo sabe. Por eso di #ByeBichos con OXAL y protégete dos veces al año con una sola toma.

Así podrás seguir disfrutando de tu vida loca, con la tranquilidad de sentirte protegido.