Los cambios son parte natural de la vida y lo importante es saber cómo llevarlos. Para que puedas disfrutar de esta etapa en la que estás, elaboramos una lista con 6 consejos para vivir al máximo después de los 50 años. ¿Preparada? ¡Va!

1. Mantén una vida activa

La actividad física es una de las claves para vivir de la mejor manera después de los 50 años. Las actividades como caminar durante 30 minutos 3 veces a la semana son una buena alternativa desde el ámbito físico y mental, ya que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y mantienen en su sitio enfermedades anímicas como la depresión.


2. Procura tener siempre entretenidos panoramas

La vida social es un punto importante en la calidad de vida que llevas. De hecho, un estudio realizado en Australia confirma que las expectativas de vida aumentan al reunirse con amigos.


3. Pon ojo a lo que comes

La alimentación es sin duda uno factor fundamental, ya que llevar una dieta equilibrada impide el surgimiento de enfermedades. Evita por ejemplo comidas con abundante sal, ya que aumenta el riesgo de padecer hipertensión arterial.


4. Saber enfrentar los cambios

Ya sean cambios en el ámbito personal, profesional o de imagen, es importante que entiendas que es el cauce natural de la vida.


5. Vida sexual

La OMS argumenta que la vida sexual es uno de los pilares fundamentales para llevar una buena calidad de vida. Evita preocuparte y escuchar las opiniones de los demás.


6. Expresa tus emociones

No importa si es enojo o alegría, siempre debes expresar lo que sientes ya que permitirá que puedas sentirte más liviana.

Con estos consejos te demostraremos que tanto tu vida personal, social y sexual puede continuar. Conserva tu feminidad y bienestar con Plenitud Femme, para que te sientas seca y cómoda durante todo el día. No tienes que dejar de hacer lo que más te gusta ni dejar tu vida por la incontinencia.

La toallas de Plenitud Femme absorben hasta 3 veces más que las toallas femeninas, entregando la comodidad y discreción que necesitas. ¿Qué esperas para probarlas?