¿Acaso existen los niños tranquilitos que prefieran quedarse sentados a estar jugando la tarde entera? Seguro hay más de uno, pero no sabemos exactamente dónde encontrarlos… porque los que conocemos son niños activos y muy juguetones, así como el tuyo. Claro que tú como mamá quieres darle toda la libertad sin tener que preocuparte de nada y eso está muy bien.

De hecho, es justo de lo que queremos hablarte… porque tenemos algunos consejos para que tu niño siga jugando mientras tú estás muy tranquila. ¿Agregarías alguno?

1. Si tienes un niño que le gusta correr y saltar…

Dale suficiente agua para que se mantenga bien hidratado aunque no pueda más del cansancio.


2. Si le gusta jugar en el parque…

Ponle ropa cómoda y holgada para que pueda moverse con facilidad, y evita que esté expuesto directamente al sol por mucho tiempo.


3. Si le gusta rodar en el pasto y brincar charcos…

Asegúrate que siempre lleve tenis, para cuidar que no se lastime sus piecitos al pisar algo.


4. Si le encanta la hora del baño…

Deja que chapotee un rato y no te preocupes por el agua que se derrame. Ah, y limpia su piel con suavidad para no irritarla.


5. Si le gusta dar caminatas…

Es mejor que lleve puesto una gorra para evitar que le dé una insolación. O puedes conseguirle una graciosa sombrilla de su tamaño.


6. Siempre protege su piel con un protector solar…

Elige uno que le permita seguir divirtiéndose, y si es necesario aplícaselo hasta en las orejas, porque más vale prevenir.

Cuando se trata de cuidar la piel de los niños, no hay como estar preparada en cualquier momento, y por eso Banana Boat creó Kids Sport, que es ideal para cuidar la piel de tus hijos todos los días… sobre todo cuando son súper activos.

Y lo mejor es que gracias a su fórmula que no causa lágrimas ni ardor en los ojos, no importa qué tan activo sea, porque siempre estará bien protegido.