#DaleSkip en una sola noche a los síntomas de las infecciones vaginales con Canesten V®.

Cuando en una conversación tocamos el tema de las infecciones vaginales, el cuidado personal y la salud íntima, siempre habrá un montón de historias, opiniones y consejos al respecto. Pero eso no quiere decir que todo sea verdad. De hecho, hay muchos mitos y desinformación alrededor de todo lo que pasa en la zona V.

La idea es que aprendas a diferenciarlos y que no te quedes con ninguna duda… eso sí, recuerda que es súper normal tener una.

Por eso, hicimos esta lista con información interesante que debes saber para que seas una experta cuidando tu zona V. ¿Alguna vez has escuchado que te dicen cosas como éstas? Entonces, vamos a ver cuáles son reales y cuáles son mentira.

1. “Las infecciones vaginales solo dan porque no cuidas tu zona V”

Que no te engañen amiga, hay muchos factores que aumentan la probabilidad de tener una infección vaginal, entre ellos: quedarte con ropa húmeda o mojada, tomar medicamentos que afectan tu sistema inmune, usar ropa interior ajustada, ¡y hasta el calor tiene que ver! Eso sí, la higiene es muy importante.


2. “Existe un solo tipo de infección vaginal”

¡Mentira, mentira! Ni lo creas. Existen distintos tipos de infecciones vaginales que pueden ser causadas por hongos, bacterias, virus y parásitos y todas tienen un tratamiento diferente. Ve al médico para que te diga cuál es el tratamiento adecuado para ti.


3. “No es tan fácil aliviarse de una infección vaginal”

¡Esto es solo un gran mito! Las infecciones vaginales son súper comunes, en serio, por eso no hay razón para estar exageradamente preocupada ya que además tienen cura. Y si eliges el tratamiento adecuado, en una sola noche te puedes olvidar de este asunto. Qué suerte, ¿verdad?



4. “La ropa de algodón es muy amable con tu zona V”

Amiga, esto sí es muy cierto. El algodón es súper noble, así que la mejor idea es preferir prendas con esta tela. Lo que no se recomienda es usar fibras como la lycra porque evitan que tu piel “respire” y generan mucha transpiración, lo que favorece las infecciones por cándida (hongos).


5. “Los cambios hormonales podrían desatar una infección”

Así es, el aumento de estrógenos ocurre naturalmente en algunas fases del ciclo menstrual y esto beneficia al crecimiento de hongos que provocan las infecciones vaginales. Ojo aquí, porque estos cambios no tienen nada que ver con los anticonceptivos, ¿entendido?


6. “La comezón es la única señal definitiva de infección vaginal”

¡Otro mito! Además de comezón, puedes tener dolor, mal olor, secreción anormal, ardor y molestias en general. Por eso, busca un tratamiento ideal para ti y mantén siempre la higiene en tu zona V.

Y, amiga, siempre recuerda: las infecciones vaginales no son nada de gravedad, no pierdas la cabeza por ellas, pues son muy, muy, muy normales a cualquier edad, o sea, ¡a todas nos puede pasar!

Despídete en una sola noche de las infecciones vaginales usando el tratamiento de Canesten V®, que actúa 2 veces más rápido que los tratamientos orales, #DaleSkip a todo lo que no está en tu mood.