Por Amopé
Experto en el cuidado de pies.

Es cierto que nadie elige a su familia, y menos a los hijos. Y claramente todos tuvimos una oscura etapa en nuestra vida en la que nuestra madre casi se arrepiente de habernos tenido; por rebeldes o por ridículos, lo cierto es que no hay una sola madre en este mundo que no haya pensado aunque sea por una milésima de segundo en que éramos los peores hijos del mundo.

Claro que el amor es incondicional y todo lo tolera, pero estas situaciones te harán recordar esa época donde no eras lo mejor que le pudo pasar a tu mamá:

1. Cualquier trabajo para el colegio que empezabas tú, y terminaba de hacer tu mamá

Hay que reconocer que comenzabas con entusiasmo ese proyecto de la escuela, pero lo empezabas el domingo a las 7 de la tarde, y por supuesto terminaba siendo tu mamá quien se acostaba a las 3 de la mañana para terminarlo.


2. No avisarle a tu mamá que había reunión de apoderados… porque se iba a enojar

Y al final terminaba doblemente enojada: por tus notas, y por intentar ocultárselas. Mal hecho, mal hecho.


 3. Hacerla enojar mientras hablaba por teléfono

Era un clásico, lo peor es que lo hacías consciente de que al colgar el teléfono estarías en un lío… en uno grande.


4. Mentirle… en lo que sea, como sea, cuando sea

Más que cualquier cosa en La Tierra, este es el peor dolor que le pudiste dar a tu mamá; y sí, lo hiciste más de una vez.


5. No borraste el historial de tu computadora

¿A quién no le ha pasado? En todo caso lo terrible no eran las páginas extrañas de chicas desnudas, sino los foros de “Cómo escaparme de la casa sin que nadie lo note”.  Le rompiste el corazón a tu mamá en más de una oportunidad.


6. Le regalaste un collar de fideos… ¡a los 18 años!

Ok, a los 9 años cuando no tienes dinero, este regalo es maravilloso… ¡pero no a los 18 años!

Entonces, ¿aceptas que tienes la mejor mamá del mundo?

Es momento de que se lo agradezcas. Y para que tu mamá ande en las nubes, pórtate bien y suaviza sus pies con Amopé Pedi Perfect con cristales de diamante, que remueve las durezas de la piel dejándolos lindos y suaves al instante.

Consíguelo en la Tienda oficial Amopé.

¡Sorpréndela!