Llega Más Lejos.

Andar en tu propio coche es la onda pero ya sabes que nada vale más que cuidar esos detallitos que, aunque algunos dicen que no importan, en realidad lo son todo cuando de seguridad se trata. Solo así puedes ir hasta donde quieras, teniendo siempre la certeza de ir al volante con toda la seguridad posible.

El secreto está en cuidar que todo esté bien con las llantas (o zapatos de tu coche, como quieras decirles)

Para eso hay que fijarte bien en estos 6 detalles que incluimos en esta lista, así que abróchate el cinturón que aquí arrancamos.

1. Que tengan la presión adecuada

Ínflalas a la presión que indica el fabricante, que normalmente está señalada en el marco de la puerta del auto. De nada.


2. No esperar a que el dibujo de las llantas quede liso

Si esto pasa, es mucho más probable que derrapen, ya que esas líneas justamente son para aumentar el agarre al piso.


3. Mantener siempre la tapita en la válvula

De esta manera evitas fugas. Si acaso la pierdes, repónla lo antes posible.


4. Alineación y balanceo con frecuencia

Siempre hazlo con un distribuidor autorizado para garantizar el rendimiento de tus llantas.


5. Revisar el aire una vez a la semana

O antes de salir a carretera, así te aseguras que tengan la presión de aire necesaria.


6. Apostar por las que brindan mayor seguridad

Es clave elegir unas buenas llantas que le den estabilidad a tu carro, así te sentirás seguro.

Conduce con tranquilidad por donde vayas, eligiendo alguno de los modelos de llantas que Michelin te ofrece, una para cada tipo de auto y conducción. Entra aquí y conoce más del mundo Michelin.