Por Schick
Libera tu pasión con Schick.

Lo primero que queremos decirte es que no te sientas mal por haber cometido estos errores más de una vez en la vida. De hecho, ¿quién es perfecto para no equivocarse? NADIE. Así que siéntete súper tranquila porque estamos aquí para hablar de los errores y para decirte cómo solucionarlos.

Desde ahora no más equivocaciones al depilarte.

Acá te dejamos esta lista de las cosas que has hecho mal e incluimos también la solución que te aconsejamos. ¡Vamos!

1. No humedeces los vellos

Aunque tengas mucha prisa, JAMÁS te depiles en seco o tu piel quedará con un aspecto acartonado. Mejor lubrícala muy bien con una crema especial para esto o hasta puedes usar acondicionador para pelo.


2. Usas una rasuradora con filo desgastado

Pon siempre atención al filo que tiene porque si es muy poco podrías dañar tu piel. No descuides esta parte de tu rutina y cambia la rasuradora con la frecuencia necesaria.


3. Das muchas pasadas

De la mano del punto anterior, si la afeitadora no tiene filo requerirás de pasarla una y otra vez, pero la verdad es que un buen rasurado no requiere de más de dos pasadas. Si te quedan vellos en un lugar, enfócate solo en él hasta que te quede gustando cómo queda.


4. Abarcas mucho

Error si pasas la afeitadora por extensos tramos de piel. Para obtener una depilación linda te recomendamos que lo hagas por pequeñas zonas de 5 cm como máximo, por eso es importante decirte que para un resultado bueno hace falta dedicarle tiempo a la depilación y no hacerlo apurada.


5. Haces demasiada presión

Te equivocas si piensas que tu depilación será un éxito si presionas mucho. De hecho, los resultados más efectivos se consiguen con suavidad. Además, si lo hacer con mucha fuerza, podrías rebanarte un pedazo de piel y suena no suena bonito, ¿no?


6. En sentido contrario

No te recomendamos para nada afeitar a contrapelo, o sea, en sentido contrario al crecimiento, porque tu piel podría irritarse especialmente si es sensible. Y no es solo por eso, sino que es más probable que provoques cortes en tu piel. Lo ideal es hacerlo hacia el lado que los vellitos crecen.

¿Has cometido alguno? Ahora que ya sabes cuáles son los errores que no debes cometer más, te contamos que Schick entrega una depilación cómoda y por sobre todo segura gracias a la forma de su hoja. Si quieres conocer más de Schick entra aquí.