Descubre Ingenes, el Instituto de Fertilidad y Genética líder en salud reproductiva con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica.

Convertirse en mamá es una decisión que está llena de cariño, esperanzas y anhelos. Para muchas es un sueño que comienza a cumplirse desde el primer instante en que se entera que tendrá un hijo o una hija. Es inevitable emocionarse con todos los cambios que habrá en casa con la llegada de un nuevo integrante a la familia.

Sin embargo, muchas veces veces no es posible conseguirlo de forma natural y las parejas recurren a la fertilización in vitro. Pero el proceso no siempre resulta como se espera.

Es importante conocer las razones por las que no es posible quedar embarazada y que acudas a un instituto de especialistas. Estas son testimonios de mujeres que consiguieron ser madres aún cuando todo estaba en su contra y tenían millones de preguntas al respecto.

“Supe que tenía infertilidad a los 5 años de casada. Tuvimos una pérdida y seguimos intentando pero no se dio. Después llegó la depresión a mi vida de ver que los procesos no resultaban. Fue muy desgantaste y todo empeoró con las insistentencia de la gente que me preguntaba por que no había sido mamá. Como mujer era doloroso saber que otras mujeres se convertían en madres y yo no podía”

-Aziza, 43-

“Después de 3 años de estarlo intentando nos enteramos de que teníamos problemas de infertilidad. Decidir por donde empezar a buscar la solución, fue muy coplidado. Hasta que comenzamos a buscar médicos y finalmente encontramos al que hizo posible que quedáramos embarazados por inseminación artificial”.

-Mónica, 35-

“Mi búsqueda por ser madre fue un recorrido muy largo que duró 9 años. Fue dolororoso, frustrante y sentía mucha impotencia y soledad. Me sometí a distintos estudios muy doloros y nada daba éxito. Me hicieron inseminaciones in vitro y aún así no terminaban como me hubiera gustado. Pero me mantuve firme de buscar hasta el final”

-María del Carmen, 39-

“Decidí llegar a la inseminación artificial porque ya había pasado por todos los métodos y ninguno me habia dado resultados. No poder tener un bebés es desgastante anímica, física, sexual ecnómica y socialmente. Quedar embarazada para mi fue un milagro de vida y un acto de amor”.

-María del Carmen, 41-

“Teníamos 12 años de casados y no habíamos podido concebir. Creímos que seríamos dos para siempre hasta que la regla no me llegó. Pensé que era un descontrol por estar llegando a la menopausia pero 9 meses después pude conocer lo que es el amor verdadero”.

-Maribel, 44-

“Sabía muy bien lo que significaba esa sangre en mi ropa interior. Esta era la cuarta vez que tenía un aborto y estaba cansada de vivir el dolor una y otra vez. Pero soñaba con ser mamá. Mi ginecólogo me habló de un tratamiento de fertilidad asistida y aquí estoy, a dos semanas de quedar embarazada una vez más.”

-Sandra, 42-

Si tu sueño es ser mamá, ¡es hora de que lo hagas realidad!

La mayoría de estas mujeres lograron cumplir su sueño de ser mamás gracias a un tratamiento de fertilidad que les dio la oportunidad de vivir la experiencia del embarazo y de dar a luz. Ingenes brinda una mano a las mujeres que desean inundar sus hogares con la sonrisa de un bebé. La fertilidad después de los 35 años se vuelve un tema delicado, pero con Ingenes es posible quedar embarazada.

Ingenes es el Instituto de Fertilidad y Genética líder en salud reproductiva. Sus tasas de éxito son de las más altas en América Latina, por eso 9 de cada 10 parejas regresan con un bebé a casa.

Después de los 35 años puedes convertirte en mamá de una estrella bajada del cielo.