Por OMO
OMO, Drive y Rinso: los detergentes más reciclables de Chile.

Chile se encuentra en un momento trascendental en su historia. Nuevos aires de revolución se respiran en todo aspecto: social, político y ambiental. Sobre todo ambiental.

Antes, hace no muchos años, solo teníamos acceso a esas campanas verdes gigantes que se encontraban en los supermercados, en las cuales podíamos depositar nuestros envases de vidrio, ¿las recuerdas? 

Pero los años han pasado, y las iniciativas sustentables se han vuelto parte de nuestra prioridad, porque este cambio de aire trajo consigo mucha más consciencia con nuestro entorno. De a poco hemos visto crecer en nuestro cerebro la semilla del sentido común. Por eso, quisimos reconocer esas 6 historias verdes que están demostrando cómo Chile avanza en este proceso por la sustentabilidad:

1. Restaurante sustentable

Una emprendedora de origen boliviano, trajo a Chile una cadena de restaurantes bajo un «sello verde». Esto trataba de dos consignas: comida saludable no procesada y orgánica, y el trabajo en conjunto con agricultores y pequeños negocios del sector. Para su cadena de restaurantes, requirió la ayuda de un taller cercano para que le fabricara las sillas; así mismo hizo con todo el resto de la infraestructura, además de la comida que venden.


2. Huertas a domicilio

Con el fin de potenciar la producción de pequeños campesinos, una pareja de jóvenes desarrolló una propuesta para enseñarles a producir y plantar sus huertos, y así transformarlos en agricultores. Dándoles tips sobre sus tierras y regalándoles semillas, esta pareja creó una iniciativa tan simple y efectiva, que luego de que los campesinos tenían sus plantaciones, ellos mismos les compraban las frutas y verduras más frescas, para luego venderlas a personas de la Región Metropolitana.


3. Mensajería con huella cero

Para disminuir la huella de carbono, un joven chileno creó un servicio de mensajería y reparto de encomiendas basado en el uso exclusivo de bicicletas. Suena sencillo, y es aún más sencillo para el medio ambiente.


4. Taxis fluviales en Valdivia

Con techos hechos de paneles solares, estas embarcaciones que cruzan el río Calle-Calle están rompiendo todos los esquemas convencionales. No hacen ruido ni contaminan, por eso se han ganado el reconocimiento del país, y el cariño de los turistas.


5. Filtro para estufas a leña

La región de Coyhaique resultó ser la más contaminada a causa de la leña, que funciona como fuente principal de calefacción. Para esto, un equipo de ingenieros propuso un filtro para las estufas a leña que evita que un 90% de las emisiones de MP 2.5. se liberen a la atmósfera. El proyecto recibió dinero para llevarse a cabo, y fue probado durante este 2017.


6. Detergentes con bolsas 100% reciclables

La reconocida multinacional Unilever hizo un cambio total en su proceso productivo. Los empaques de los detergentes OMO, Drive y Rinso hoy están hechos con un sello sustentable aplicado desde el inicio, ya que desde su creación están producidos en una fábrica Cero Residuos al relleno sanitario, la cual está abastecida por fuentes de energía eléctrica 100% renovables no convencionales. Sus fórmulas son libre de fosfato y son producidos localmente lo que tiene un menor impacto en la huella de carbono por transporte.

Quizás ya pensaste que estaba todo perdido, pero no, aún hay personas preocupadas de otros y del medio ambiente.

Esta iniciativa adhiere a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para el 2030, y Unilever quiso contribuir con en el objetivo N°12 Producción y Consumo Responsables.

¿Qué otra iniciativa conoces tú?