Porque cruzar la meta no es la única forma de ganar, y porque intentarlo siempre es mejor que darte por vencido, Nike te invita a vivir el deporte en tu propio estilo. Gana, pero a tu manera. Ver más...

Imagínate esto: Eres un famoso e importante corredor olímpico, reconocido mundialmente por tu gran velocidad y por poseer un aura que pareciera sacada de un libro de Vargas Llosa. Pero, por algún motivo, no quieres salir a la pista. No quieres correr. ¿Qué crees que pueda provocar esto? ¿Si tú, yo y todos los que están esperándote conocen y alaban tu talento?

Exacto, el miedo.

Para muchas personas (por no decir “todas”), no les basta con saber en lo que son buenos y manejar al revés y al derecho un tema en específico. No les basta porque a veces tienen ideas erróneas sobre sí mismos, y todo provocado por miedos, inseguridades o terror a que alguien pueda burlarse de ellos por el resto de lo que les queda de existencia, por ejemplo.

Es por eso que ahora, justamente ahora, queremos hablarle a todas esas personas que no están seguras de sí mismas y que piensan que tal vez no son lo suficientemente buenas para hacer algo en específico. ¿Qué es lo que suelen pensar?

1. “Fracasé porque no alcancé a terminar”

Lo importante es salir y atreverse. Si no terminas, no importa, tienes toda una vida para hacerlo.


2. “El cansancio es para los débiles”

Todos nos cansamos, y el que no es porque es algún androide del futuro. No le tengas miedo a tomar una pausa, analizar y continuar tu camino, tal vez ibas por el camino equivocado todo este tiempo.


3. “Prefiero no intentarlo a hacer el ridículo”

No tengas miedo a hacer el ridículo. Lo que la gente piense no es lo que importa, lo que importa es que lo intentes una y mil veces. “La experiencia hace al maestro”, ¿no?


4. “Siempre hay alguien mejor que yo”

Y aunque fueras Súperman, siempre habrá un Gokú que probablemente pueda superarte. Pero no dejes que eso te detenga. Procesa la idea, entiéndela y tómala como un desafío.


5. “No estoy preparado”

Nunca nadie está lo suficientemente preparado, para nada. Toma la iniciativa, déjate llevar y entrega todo para lograr tus metas.


6. “No soy capaz”

La frase más temible de todas, ya que es como anularse de forma completa. Si tú no eres capaz en hacer eso que te gusta o que quieres intentar hace rato, ¿entonces quién?

¡No te conviertas en tu peor enemigo! Las simples ganas de querer empezar algo son un gran paso, no seas duro contigo.

No necesitas ser un atleta, se vale correr de cualquier forma y en cualquier ocasión. Cree en ti y descubre cómo puedes comenzar con Nike React, un calzado que debes probar para entenderlo, porque es difícil de explicar, pero fácil de amar.