Si llegaste a este post porque sentiste una total identificación con el título o porque alguno de tus amigos pensó en ti cuando lo leyó, queremos decirte que puedes tener la tranquilidad de que desinfectamos todo lo que ves aquí para que te sintieras como en casa porque a nosotros también nos apasiona la limpieza.

Algunos dirán que se llama obsesión y si es así, seamos todos mañosos, entonces 💃🏽🕺🏼

Nosotros comprendemos muy bien eso que no todos logran entender, y lo recopilamos en esta lista de placeres indescriptibles que solamente puedes vivir cuando la limpieza y el orden están en tu corazón.

1. Cuando la visita se va

Todos tus amigos son bienvenidos en tu casa… pero por un ratito, porque cuando se van es tu oportunidad para pasar el trapeador y dejar todo como nuevo. ¡Polvo! No es un problema para ti.


2. Tu panorama de fin de semana

No tiene que ver con películas ni con conocer gente nueva, lo tuyo es tomar la escoba y darlo todo después de haber visto un maratón de tutoriales para tener un espacio súper limpio.


3. Cama siempre hecha

Aunque llegues tarde al trabajo o cualquier otro lado, no puedes salir de casa sin dejar la cama perfectamente acomodada. Lo sabemos, eso pasa a diario.


4. Polvo ven a mí

Amas que algo se ensucie porque eso solo significa una cosa: LIMPIAR. No hay palabras que puedan describir lo que es sacudir un mueble y conseguir que se vea impeque. 🧐


5. Tiempo de escritorio

Nada como comenzar el lunes limpiando la porquería de polvo acumulado durante el fin de semana. ¡Ah, a eso le llamo placer!


6. Días de lavandería

Cualquiera odia el «día de lavado», pero no si se trata de ti y tienes el tambor de la lavadora llena. ¡Oh, sí que te gusta!

¿Te identificaste con alguna?

Atención todos los obsesivos por la limpieza: El gran limpiazo Unimarc está a todo lo que da. Aprovecha todas las promociones y descuentos en productos de limpieza para tu hogar. No dejes pasar ninguna oferta porque están buenísimas. Conoce más de estos súper precios aquí.

¡Y apúrate, porque no va a quedar nada!

Advertisement