Por Upsocl

Todos los corredores tienen una forma y estilo diferente, esto se produce por motivos de contextura física, altura, entre otros. Definitivamente, las personas han adoptado un estilo único cuando se trata de correr, pero, ¿Lo están haciendo realmente bien? Sigue leyendo y descubre si eres de los que está en el lado correcto.

1. El contacto con la superficie: leve y ligero

Los especialistas recomiendan que el contacto que el corredor haga con la superficie sea leve y ligero, apuntando con los dedos hacia adelante y no hacia abajo. Además, es recomendable que el talón no toque el suelo.


2. La cadera y la cintura deben permanecer estables

Es fundamental que tanto la cintura como la cadera se mantengan estables, es decir, sin mayor movimiento lateral. La espalda además debe estar recta y no usar la cintura como una forma de apoyo.


3. Hombros siempre relajados

Para realizar un correcto entrenamiento se debe poner atención a los hombros y brazos. Estos últimos deben estar doblados en un ángulo de 90 grados.


4. Las manos con las palmas hacia adentro

Otra forma correcta de llevar las manos al correr es cerrarlas y descansar el pulgar en el dedo índice.


5. La rodilla levemente doblada al  momento del contacto

Al momento de entrar el contacto con la superficie, la rodilla debe estar levemente doblada y el pie aterrizar por debajo de las caderas.


6. La zapatilla debe ser la indicada

Es fundamental asegurarse que sea un calzado que posea amplia tecnología para generar una sensación de comodidad y confort al correr, que tenga torsión en el talón y esté hecho con una tela lo suficientemente flexible para lograr un buen impulso.

Tener en cuenta estos 6 puntos permitirá saber si estás corriendo realmente bien. Y si bien todos son importantes, hay uno en el que debes poner vital atención, se trata de la zapatilla.

Por eso, te invitamos a conocer Adidas Ultraboost 19, un calzado con un diseño único, que ofrece tanta seguridad como comodidad.