Por Sprite

En un mundo donde predomina cada vez más el que dirán y donde aparentar cosas se ha convertido en una religión, se ha hecho costumbre que muchas personas se olviden de vivir su propia vida. Es decir, se ha vuelto «común» o «normal» escuchar opiniones, preguntas o comentarios de otros que simplemente están fuera de lugar y que no suman.

Es importante decir que ese tipo de personas tiene un nombre, y son los mundialmente conocidos haters. 

Sí, aquellos que lanzan comentarios o incluso afirman cosas que no quisiéramos tener que aclarar nunca más. ¿Te imaginas cuáles pueden ser? Acá te refrescamos la memoria.

1. Cuando te dicen que los pelos y las mujeres no van, ¿really?

¿Amigo? Los pelos son pelos y están ahí desde el inicio de la humanidad, ¿por qué no pueden verlos en el cuerpo de una mujer?


2. Cuando te insisten en preguntar «¿Y el/la novi@?»

Esto va para la tía a la que te encuentras en la cena de Navidad y que insiste en hacer esta preguntita. Tía, hablamos mañana jeje. 


3. Cada vez que empiezan con el discurso de «tan bonita y tan fea la ropa que trae»

La ropa es ropa y a quien no le guste un color, una camiseta o unas zapatillas puede simplemente omitir su opinión.


4. Cuando escuchas «No soy homofóbico, pero que no se anden besando por la calle»

¿¿¿¿¿Qué?????


5. El clásico «Ese pelo no es para ti»

Se acabó eso de que las morenas no pueden ser rubias y las rubias no pueden ser morenas. Por lo demás, todos los colores le quedan bien al pelo 😃.


6. El primo insoportable que suelta un «Ese bikini no es para ti»

Spoiler: Puedes usar el que quieras.

Queridos haters, hemos tomado la decisión de responderles con amor a todos sus comentarios y opiniones. Y decirles que los queremos. #ILoveYouHater.