Seguimos siendo tu aliado en los primeros 1000 días de tu bebé.

Cuando eres mamá, tu bebé es tu prioridad número uno. Es que siempre quieres darle lo mejor. Por eso acá te contamos algunas cosas sobre su alimentación para que las tengas en cuenta y cuides de la mejor manera posible a tu pequeño.

¡Recuerda que los buenos hábitos alimenticios de tu hijo están en tus manos!

1. Es recomendable que no consuma sal hasta el primer año

ea353ffe-4790-414f-b227-77ba17d937a9

Y que su consumo sea moderado después, porque puede llegar a ocasionar problemas de presión arterial. Sin embargo, lo recomendable tampoco es evitarla cien por ciento: la sal es rica en yodo, por lo que participa en la fabricación de hormonas en la glándula tiroides, fundamental para el desarrollo del cerebro y sistema nervioso central.


2. Y que evites darle alimentos altos en azúcares

4f9cfcc2-1198-4649-918f-777916ced4f6

Porque le provocarán caries o será más propenso a padecer obesidad infantil. Es por esto que es aconsejable que evites los dulces, chocolates o bebidas y que prefieras alimentos naturales como frutas frescas, papillas, yogures, entre otros.


3. Opta por productos integrales por sobre los refinados

450a8056-df7f-4f75-85b6-9863a685f8a9

Tu pequeño necesita consumir carbohidratos pues son una de las principales fuentes de energía y le permitirá estar más activo en el día a día. Pero es recomendable que incluyas productos integrales por sobre los refinados porque tienen un valor nutritivo más importante.


4. Incluye vitaminas A, B12, C, E y ácido fólico: ¡son las esenciales para que siga creciendo!

fc0e178b-6689-4827-b0f1-c8122d0f3914

Los niños mayores de un año necesitan vitaminas que impulsen su desarrollo y crecimiento: A para su visión y crecimiento de los huesos; B12 para la buena salud de la sangre y cerebro; C para cicatrizar heridas y protegerse contra resfríos; E para mantener saludable el sistema inmunológico y ácido fólico para impulsar el crecimiento de los tejidos. 


5. ¡Y minerales como el hierro y el calcio!

7acf494f-d876-4e28-a748-8254ad89abfa

El calcio es esencial para intervenir en los procesos de coagulación sanguínea, transmisión nerviosa y funcionamiento de los músculos, por lo que debes preferir alimentos como la leche y sus derivados. El hierro también es importante porque ayuda a transportar el oxígeno hacia los distintos tejidos, y lo puedes encontrar en pescados, legumbres y verduras como espinaca y acelga.


6. Procura incluir proteínas de alta calidad: ¡serán tu mejor aliado para su óptimo desarrollo!

2

Las proteínas de alta calidad, como aquellas encontradas en la leche, tienen muchos beneficios para tu pequeño. Ayudan a una correcta maduración de sus órganos, aseguran el adecuado desarrollo del sistema digestivo e inmune, impulsan el correcto funcionamiento metabólico y previenen enfermedades, actuales y futuras.


7. Y aprende a determinar la calidad de estas

34f11be8-b7c5-4a30-a729-4e136462282e

Los órganos de tu pequeño aún están madurando y por eso necesita alimentos que le ayuden en ese proceso. Y las proteínas de alta calidad son fundamentales para cumplir este objetivo. Por todas estas razones es importante elegir proteínas altamente biodisponibles, esto es proteínas de alta calidad, fácil digestión y asimilación.

Por eso, dale a tu pequeño la proteína que necesita para un crecimiento saludable: NAN®3 ahora con OPTIPRO®, proteínas de alta calidad para una correcta maduración de sus órganos y un óptimo desarrollo*.

Haces todo por tu pequeño, con NAN®3 puedes hacer aún más.

*Las proteínas tienen una influencia directa en el desarrollo y crecimiento, éstas son estructurales, conforman y mantienen los tejidos, músculos y órganos.