Buscas un perro, encuentras amor.


Tener una mascota no es fácil. Son una responsabilidad BASTANTE más grande que un Tamagotchi, y además requieren una inversión. Sin embargo, los beneficios de tener una no se comparan con nada.

Una mascota te puede cambiar la vida, y no lo digo al aire. Muchos estudios han revelado los beneficios de adoptar un animal y hacerlo parte de tu vida. Sin ir más lejos, se demostró que los ancianos que tenían en su vida una mascota, hacían la mitad de las visitas a otras casas que los que no tenían alguien a quien cuidar. Esto es básicamente porque se sienten menos solos, y mucho más responsables.

Aunque claro, muchos otros prefieren COMPRAR un perro, práctica bastante cruel si consideramos que este hecho incita a los dueños de animales a formar criaderos, y -de manera despechada- forzar a los animales a aparearse para producir más “ventas”. Si esto te suena terrible, es porque estás recién entendiendo lo que pasa en la realidad.

Por eso, queremos mostrarte 7 hechos que te harán cambiar la mirada que tienes frente a la adopción, que para muchos significa recoger un perro “quiltro”, y tenerlo en el patio; pero para otros, es el cambio más importante que vivirán en su vida:

1. Evitar comprar y preferir adoptar, es cambiar un bien de consumo por amor

Puedes pensar que exagero, pero sentir la responsabilidad de adoptar o hacerte cargo de algo de manera desinteresada, construye un amor distinto y mucho más fuerte hacia tu mascota. Lo dejas de ver como el perro que está en el patio, lo comienzas a hacer parte de tu familia.


2. No solo cambiarás tu vida, la de ese perrito también cambiará para siempre

Porque ha vivido muchos años sin amor, sin la compañía ni el cuidado de alguien que lo quiera de manera desinteresada. Un perro no te juzga, solo entiende que si le das atención, entonces lo quieres. Así mismo él te querrá de vuelta.


3. Le darás sentido a la vida de uno de los 1.500.000 perros abandonados que hay en el país

¿Sabías que el 70% de los perros abandonados en Chile tiene o tuvo un amo que finalmente decidió abandonarlo?


4. Nunca más volverás a ser indolente

Créeme que conocer la realidad de los perros que no han tenido la oportunidad de estar bajo el cuidado de alguien, te hará menos indiferente. Abres los ojos y desbloqueas un sentimiento que tenías reprimido por el hecho de haber “normalizado” la conducta de botar perros a la calle.


5. Promueves nuevos paradigmas

Porque se comienza a educar a la sociedad sobre la adopción de perros mestizos. Así, los niños más adelante entenderán que un perro de raza y un perro mestizo son exactamente iguales, te dan el mismo amor.


6. Le das paso a nuevas prioridades

Su comidita, su paseo matutino, sus vacunas y las visitas periódicas al veterinario te mantendrán en tierra. Debes saber que un perrito adoptado requiere de sumo cuidado, pero una vez que logras devolverle la felicidad, nada más lo detendrá.


7. Y por supuesto, jamás volverás a estar solo y él tampoco

Y esto es sin duda una de las mejores cosas que les va a pasar. El amor que nace de un perro que pasó por situaciones traumáticas o de abandono, no se compara con el amor de nada, y lo verás reflejado día a día.

Como la historia de Bongo, que te hará latir el corazón.

Es quizás momento de que cambies tu vida para siempre y decidas adoptar un perro, y para eso se han hecho un montón de campañas. La más actual, y que fomenta la tenencia responsable de animales, es el portal Buscadog, el cual nació el año pasado como una respuesta a la necesidad de estos perritos de tener amor. En muchos centros comerciales la iniciativa ha tomado vida, y puedes enterarte de todas las jornadas de adopción dispuestas para ti.

La idea es conectar a la gente que busca un perro, con un perro que busca hogar. Súmate a la causa, súmate a la solución, porque si #BuscasUnPerroBuscasAmor