Telefónica Educación Digital es la compañía del Grupo Telefónica especializada en ofrecer soluciones integrales de aprendizaje online para la Educación y Formación.

Según la RAE, una Serendipia es:

1. f. Hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual. El descubrimiento de la penicilina fue una serendipia.

A partir de esto, todo tipo de inventos, y de hallazgos que han sido beneficiosos para el ser humano, tienen un poco de serendipia. Por eso, quisimos hacer una lista con los 7 inventos más accidentales, y probablemente los más geniales ocurridos a través del tiempo:

1. El endulzante artificial

El origen es un poco asqueroso, porque resultó el descubrimiento de unos científicos que olvidaron lavarse las manos luego de realizar unos experimentos relacionados con el carbón. Yummi. Aunque hubiese sido mucho más lógico si solo uno de estos endulzantes se hubiese descubierto así, pero no. Tres fueron los azúcares artificiales que llegaron a nuestra boca por este «detallito»: el ciclamato, la sacarina y el aspartamo.


2. Los famosos Post-it

2 investigadores de los laboratorios de 3M fueron los culpables. Spencer Silver creó un elemento parecido a los que hoy conocemos, pero no supo qué hacer con él. Sin embargo, solo un tiempo después, Art Fry, desesperado porque su separador de himnos se caía una y otra vez, logró darles una verdadera utilidad. Por 2 años investigaron la reacción que producía este producto, y fue tal, que en 1980 se lanzaron al mercado, teniendo el éxito que hoy todos conocemos.


3. La bebida cola

El coronel John Pemberton, herido durante una guerra en Estados Unidos, se hizo adicto a la morfina luego de aplicarla exclusivamente para el dolor. Para «alejarse» de las drogas, creó un tónico en base a hojas de cocaína. Algo no salió como quería, pero fue mucho mejor que eso.


4. Pegamento ultrarápido

Harry Coover, que en ese momento trabajaba como investigador de un laboratorio, se encontraba diseñando lentes especiales para visores de armas cuando descubrió que podía hacer un adhesivo sintético muy potente. Lo más divertido, es que descartó el producto por considerarlo demasiado «bueno», así que años después, alguien tomó esta fórmula y la transformó en el éxito que es hoy.


5. Los fuegos artificiales

Esto ocurrió hace más de 2000 años, cuando un cocinero botó accidentalmente un montón de ingredientes dentro de una caña de bambú. Entre esos ingredientes había carbón, salitre y azufre (no me preguntes qué pretendía cocinar, porque no lo sé). La mezcla se comprimió, y al calentarse estalló. ¡Que lindo!


6. El LSD

Sin hacer juicios de valor, este alucinógeno fue descubierto por un químico Suizo llamado Albert Hoffmann (ya tendrás tiempo de agradecerle), quien estaba investigando una fórmula para inducir el parto, y tocó accidentalmente una mica con el ácido lisérgico, y experimentó sensaciones muy extrañas. Luego, un poco más consciente, probó el ácido con la lengua, y se fue a su casa en bicicleta. Desde entonces, se recuerda este viaje como el mejor viaje del mundo.


7. Arduino

Si bien esto no fue tan fortuito, sí marca un antes y un después en el mundo electrónico. David Cuartielles junto a un equipo desarrollador, crearon una plataforma llamada Arduino, que es utilizada para fabricar desde juguetes a satélites espaciales. También se usa en educación para aprender robótica o realizar proyectos electrónicos de automatización. Para que te quede más claro, puedes ver el video.

Aunque todos estos inventos tuvieron origen en la casualidad, lo que dio origen al golpe de suerte fue la inteligencia. Porque sin niños curiosos, no hay inventores.

Como David Cuartielles, profesor de Malmö y co-creador de Arduino, quien cree a ciegas en que el desarrollo del aprendizaje va de la mano con el avance de la tecnología.

Por eso, en Telefónica creemos en la evolución tecnológica para que los niños aprendan, y ha creado una red de soluciones integrales de aprendizaje online, tanto para niños, como para adultos. Conócela aquí.