Un crucero de Royal Caribbean puede llevarte más allá de tus sueños, a un lugar donde absolutamente todo es posible.


Todos los días, desde los primeros de nuestra vida y hasta los últimos, tomamos un número extremadamente grande de decisiones en distintos ámbitos y niveles de importancia, incluso, hay decisiones que las tomamos de forma subconsciente, porque de alguna forma u otra, nuestro cerebro sabe qué es lo correcto, y lo que no.

¿No estás tan seguro? Mira, te voy a dar algunos ejemplos: respirar, caminar y comer son decisiones que tomamos de forma natural, porque sabemos que debemos hacerlo por nuestro propio bien, en cambio, decisiones menos usuales como comprar un coche, buscar casa nueva o elegir dónde vacacionar puede llevarte un poco más de tiempo.

Pero esto no debería pasar, o por lo menos no lo último…

Porque las mejores vacaciones son arriba de un crucero, punto.

¿Por qué? Piensa en lo siguiente:

1. Viajas con gente de todo el mundo

Y cuando te digo de todo el mundo, realmente me refiero A TODO EL MUNDO. Imagínate algo así como una gran fiesta mundial con personas de todas las culturas, hablando en distintos idiomas, pero sí comunicándose en uno: el lenguaje de la felicidad.

2. Pruebas comida de todo el mundo

Carnes, verduras, frutas, postres, vinos, licores. ¡Lo que quieras! Es realmente un sueño del que nunca vas a querer despertar, por más que lo intentes.

3. Haces lo que quieres durante todo el día

Es que tienes mil opciones para inventar lo que quieras entre actividades, salidas, juegos y fiestas… el mundo es tuyo y está arriba de un crucero que se mueve sobre el mar.

4. Hay más de 2,000 personas para atenderte

Siempre buscando cómo ayudarte y hacer de tu viaje uno que recordarás por el resto de tu vida. Todos muy amables, cariñosos y serviciales, todo lo contrario a tus amigos de la vida real.

5. Cada día llegas a un puerto nuevo

Dependiendo del crucero que tomes podrás conocer todos los puertos que tú escojas. O sea, son como varios viajes… dentro de un solo viaje. AY, DIOS MÍO.

6. Es el medio de transporte más seguro

Incluso más que las motos, los coches, los trenes, los aviones o los viajes en el tiempo. Arriba de un crucero lo único malo que te podría llegar a pasar es que la copa con vino que estabas tomando en el almuerzo, se caiga.

7. Tienes la mejor vista de todas, por lejos

¿O me vas a decir lo contrario? No existe nada como mirar hacia el infinito y creerse Cristóbal Colón por algunas milésimas de segundos… o por todo lo que dure tu aventura.

Si quieres más razones… mejor vívelas por tu cuenta.

Existe una hermosa y gigante construcción llamada Symphony of the Seas de Royal Caribbean y que prontamente va a zarpar por el Caribe para que miles de personas tengan el mejor viaje de sus vidas. ¿Piensas quedarte abajo? Pues yo no, ahora mismo apago esto y me voy.