No es un misterio que leer nos aporta múltiples beneficios. No sólo nos ayuda a entretenernos, sino que nos enseña, amplía nuestro vocabulario, aumenta la concentración, mejora la memoria, entre miles de otras cosas. Ahora, imagina poder nutrirte de todos esos beneficios desde temprana edad. ¿Te imaginas todo el provecho que le puedes sacar? Por eso aquí te enumeramos 8 habilidades que desarrollan los niños amantes de los libros, pues según un estudio hecho por KANTAR TNS en Argentina, los pequeños comienzan a desplegar destrezas desde el minuto en que comienzan a leer el primer párrafo.

1. Escribir

“Toda lectura es una escritura”. Si le pides a 10 niños que describan al personaje que leyeron en un cuento, tal vez todos hablen sobre 10 caras diferentes. Esto es porque mientras leen, tienen un lienzo en su mente que les deja escribir y dibujar a su manera, con sus propias palabras.


2. Debatir

Los niños buscan algo en común con los personajes por lo que comienzan a imaginar historias alternativas en las que cambian los finales, cuestionan el autor y se preguntan acerca de las intenciones del escritor. Su mente ya no trabaja igual, entonces al ser adultos se dan cuenta de que son capaces de cuestionarlo todo y estar en contra de lo que no les parece lógico.


3. Mejorar su inteligencia emocional

En cada párrafo crean su propia versión de lo que bueno y lo que es malo. Cada texto les permite explorar sus sentimientos y se hacen mucho más críticos para cuando crezcan.


4. Construir su propio lugar

Al identificar algo en su vida de lo que leen en un libro, se crean sus propias ideas de familia, amigos, sentimientos y emociones. Luego construyen una identidad cuando apenas son unos niños, para que en el futuro sean personas seguras que pueden alcanzar el éxito.


5. Terminar con la brecha entre ocio y deber

Si un niño se acostumbra a leer desde pequeño y no se le impone como tarea escolar, los niños pueden crear un vínculo positivo con el libro. Entonces leer significará disfrute y entretenimiento.


6. Desarrollar la empatía

Al entender las sensaciones y emociones de los personajes, los niños comprenden y comienzan a tomar esta habilidad con la que no se nace. Saber cómo siente el otro y tratar de ponerse en sus zapatos es algo difícil para los adultos que no tuvieron la oportunidad de leer a temprana edad.


7. Tolerar

El libro le abre las puertas a mundos diferentes al que conoce. Un niño que puede entender otras realidades al salir de su burbuja, puede aceptar las diferencias y ser un adulto tolerante en el futuro.


8. Ser independientes

Una persona que lee crea su propia experiencia sobre las cosas. Por eso, mientras más leen, más mundos conocen y mejor es el contacto que tienen con su realidad y la del resto. Además que alcanzan mayor independencia más fácilmente.

Porque potenciar la lectura en los niños es un compromiso de todos, es importante que comiences a inculcar desde ahora la lectura en los más pequeños. Y como tú, en esta misma cruzada hay diversas empresas y organismos que entienden la oportunidad que le genera a un niño este hábito y han querido hacer algo. McDonald’s, por ejemplo, ha incorporado la opción de un libro o un juguete en la Cajita Feliz.

Con esta iniciativa, McDonald’s ha distribuido más de un millón de libros en América Latina. Por eso es importante #LeerYJugar con los niños y ayudar a compartir el video a continuación porque por cada dos share, McDonald’s donará un libro para los niños beneficiarios de Dividiendo por Colombia.

¿Qué harás tú por los niños?