Descubre la nueva forma de disfrutar Ron Brugal mezclando todos tus sentidos.

En pleno 2017 las cosas han cambiado bastante. Estamos acostumbrado a que todo ocurra a una velocidad que hace años era impensada. La comunicación es instantánea, la comida ya viene lista, la moda cambia tan rápido que no alcanzamos a estar alineados.

Pero hay una frase muy conocida que dice: “Lo que rápido viene, rápido se va”. Esa es la importancia de saber esperar por algo. Y es que, querámoslo o no, cuando algo nos cuesta tiempo, tendemos a valorarlo mucho más.

Por eso, hoy hicimos una lista de momentos de la vida que ocurren pocas veces, porque son momentos mágicos que necesitan ser añejados para disfrutarlos:

1. Viajar al destino de tu vida

O al destino por el que puedas pagar. Eso no es lo importante, lo importante es que las semanas previas antes de viajar son increíbles, porque sabes lo que vendrá, y nada te puede quitar la sonrisa del rostro.


2. La nueva temporada de tu serie favorita

No siempre nos toca el placer de ver una serie y conectar con ella. Por eso, cuando se acaba la temporada que estamos viendo, algo nos pasa que caemos en un contexto un poco desolador. Sin embargo, en cuanto se anuncia el estreno de la nueva temporada, tus ojos se iluminan, y el primer capítulo te hace decir: valió la pena.


3. O el nuevo disco de tu banda favorita

Cada vez que un artista anuncia un nuevo trabajo, estamos expectantes para ver con qué nos va a sorprender. Y, de hecho, pueden pasar varios años antes de que nuestra banda cuente que lanzará un disco, y por eso, cada vez que lo hace agradecemos al cielo de que aún estén unidos.


4. Encontrar una persona especial

Es un cliché pensar que para ser feliz necesitas a otra persona; pero no nos mintamos, una persona que te rompe los esquemas y te hace escapar de la rutina, no puede ser una mala oportunidad.


5. Una cena increíble

Esa cena en familia o con amigos, por la que pasas un par de buenas horas cocinando mientras conversas, ríes, y brindas porque la próxima vez hayan más invitados.


6. Un buen amigo

La gente se queda en tu vida el tiempo que debe quedarse. Muchas veces tenemos amigos que pasan por nuestra vida y se transforman en nuestros cómplices, y nos acompañan hasta que las cosas simplemente se desvanecen. Pero siempre hay un amigo, o quizás más de uno que se queda a tu lado durante muchos, muchos años.


7. Un trabajo aspiracional

El sueño de todos es hacer exactamente lo que queremos en el lugar que queremos. Por eso, cuando nos dedicamos a dar lo mejor de nosotros en el lugar donde estemos, probablemente más temprano que tarde llegaremos justo a donde queremos llegar.


8. Y, por supuesto, por una copa de Ron Brugal Extra Viejo

Y es que esta última es la más valiosa de las esperas.

Porque no hay nada que iguale al sabor de Ron Brugal Extra Viejo; por él han pasado hasta 8 años de añejamiento en las mejores barricas de madera para llegar a tus manos, a tu mesa, a tu boca.

Y es que cuando llegas a esa tan esperada instancia, automáticamente se convierte en la mejor. Así como Brugal Extra Viejo, que tras este proceso de añejamiento, se encuentra en su mejor momento, perfecto para que sientas esas notas de madera, vainilla, cacao y caramelo. Una experiencia que te deslumbrará.

Porque no es normal, es Brugal.