Por T-Fal

Primero, lo primero: ¡Muchas felicidades por haber dado este importante paso en tu vida!

Mudarse de la casa de tus padres a un nuevo hogar en donde no hay quién te recuerde que debes cocinar, limpiar y sacudir, es un gran salto que todas merecemos experimentar al menos una vez en la vida. ¡Disfruta del instante!

Aunque claro, no todo es miel sobre hojuelas y a veces necesitas de una mano para hacer ciertas cosas en tu hogar. Por eso, te mostramos estos trucos para que todo sea muuucho más fácil ahora que comienzas a vivir tu independencia.

1. Mantén tus cortinas muy estiradas

Si te llevaste a tu nueva casa esas cortinas de toda la vida, mantenerlas limpias y estiradas será muy fácil. Si están hechas de algodón, plánchalas húmedas y deja que se terminen de secar colgadas.


2. Mantén el gas del refresco

Fuente

Para que no se le vaya el gas al refresco que no terminaste de beber, agítalo bien antes de meterlo al refri y verás cómo el gas le durará mucho más.


3. Arma un destapa-fácil

Fuente

Ahora que no está papá a tu lado para ayudarte a abrir ese apretado frasco, es momento de que lo hagas sola. Usa ligas para girar la tapa y verás que no cuesta nada.


4. Plancha sin ningún esfuerzo

Para que la tarea de planchar sea muchísimo más fácil, deber poner la ropa en el congelador durante 10 minutos antes de planchar. De verdad, no es una broma. Además usar un buen suavizante en el lavado, ayuda a que haya menos arrugas y elimina la estática de la ropa.


5. Mueve lo que quieras

Fuente

Qué difícil es cambiar un mueble de lugar, sobre todo cuando no hay quien te ayude. La solución está en rociar el piso con limpiador para que puedas deslizarlos sin sufrir demasiado. ¡Cuidado con los accidentes!


6. Soda cáustica

Sí, suena un poco violento pero en realidad es el mejor remedio para destapar un W.C. Si tienes problemas, solo vierte un poco de esta sustancia en la taza del baño, y jala… ¡magia!


7. Utiliza imanes y ganchos para ahorrar espacio en tu cocina

Es la mejor manera de ahorrar espacio en muebles y cajones. Utiliza ganchos o imanes para colgar cucharones y cuchillos.


8. Limpia (en serio) tu licuadora

Fuente

No solo por encimita, sino a profundidad. Para eso te recomendamos llenarla de agua, agregar jabón y ponerla a “trabajar”. Verás la gran diferencia.

Entendemos perfectamente que ahora que estás comenzando tu vida independiente, estás aprendiendo de la prueba y el error.

Aprende y aplica en casa estos útiles consejos. Son muy sencillos y súper rápidos, especialmente el último punto, porque si tienes una licuadora T-fal, seguro querrás que luzca impecable en tu cocina.

Su diseño es genial y sirve para decorar tu nuevo hogar.

¿Ya la tienes?